La plantación de Jatropha desarrollada por dicha empresa se encuentra situada en el municipio valenciano de Villar del Arzobispo, tiene una extensión de 1,5 hectáreas, y cuenta con más de 800 plantas originarias de países como Ghana, Costa de Marfil, Botswana, Cabo Verde, India y Malasia.

Se estudiará cuál es la adaptación de las plantas según su país de procedencia. Y también se ha realizado la plantación con diferentes densidades de plantas y tipos de cultivo, tanto de secano como de regadío para comprobar cuáles se adaptan mejor a las características climatológicas y de suelo.

Los cultivos energéticos

La Jatropha curcas es una planta que crece relativamente rápido según el clima, en entre tres y seis años y que vive más de 30, durante los cuales produce semillas con un contenido en aceite de entre un 28 y un 36 por ciento, y un 60 por ciento sin cáscara.

Los cultivos energéticos son cultivos de plantas de crecimiento rápido destinadas únicamente a la obtención de energía o como materia prima para la obtención de otras sustancias combustibles. Se trata de una alternativa energética muy reciente, centrada principalmente en el estudio e investigación del aumento de su rentabilidad energética y económica.

La elección de la Jatropha y el desarrollo de este proyecto en la Comunidad Valenciana responde a una serie de ventajas que hacen atractivo el cultivo de esta planta, puesto que además de adaptarse a cualquier tipo de suelo, requiere poca agua para su mantenimiento, produce aceite combustible que sustituye al caro diesel mineral, puede generar empleo entre los pequeños propietarios de suelo y además la cáscara de su fruto sirve de alimento para animales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de