Además de estos proyectos, el EVE concedió subvenciones por valor de 21,7 millones de euros.

En un contexto de dificultades para la actividad económica y empresarial del país, el Ente Vasco de la Energía (EVE) dedicó la mayor parte de sus recursos y actividades a impulsar actuaciones y proyectos de inversión generadores de actividad económica y empleo, constituyendo así un excelente ejemplo del "modelo Euskadi".

En primer lugar han sido importantes para impulsar proyectos energéticos los programas de ayudas en los ámbitos del ahorro y eficiencia energética y de las energías renovables, por medio de los cuales el EVE concedió en 2011 cerca de 22 millones de euros en subvenciones a empresas, entidades públicas y particulares, con los que movilizó compras y proyectos por valor de 90 millones de euros. Una parte significativa de estas ayudas se articularon a través de las 41 medidas incluidas en el Convenio EVE-IDAE, con un presupuesto de 12,66 millones de euros.

Desde el punto de vista tecnológico, destacaron dos proyectos emblemáticos que, tras varios años de desarrollo, fueron puestos en marcha y se inauguraron de forma oficial el año pasado. Estos proyectos fueron la planta de generación de energía eléctrica a partir de las olas en Mutriku y el CIC (Centro de Investigación Cooperativa) energiGUNE, en el Parque Tecnológico de Alava. La planta de Mutriku constituye todo un hito en la apuesta estratégica del EVE en el campo de las energías marinas, al haberse convertido en la primera instalación de Europa continental que genera electricidad a partir de las olas y la suministra a la red para su consumo. En cuanto al CIC energiGUNE, se configura como una infraestructura fundamental en la estrategia tecnológica Energibasque. Sus proyectos de investigación básica orientados a la obtención de productos y patentes en el ámbito del almacenamiento de energía serán un factor decisivo en el impulso a las empresas del sector hacia soluciones innovadoras en este mercado emergente y de gran potencial de futuro.

Y el principal capítulo inversor del EVE como agente dinamizador de la actividad económica y empresarial en el sector de la energía se ha concentrado en la actividad desplegada por sus empresas participadas, que han tenido un efecto tractor en sus respectivas cadenas de valor. En este apartado merecen destacarse los proyectos Lidera del sector energético, que en 2011 produjeron sus primeros impactos relevantes en la actividad empresarial:

  • IBIL, la sociedad constituida al 50% entre el EVE y Repsol para el despliegue de la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en Euskadi, lanzó los pliegos de licitación para concursar los primeros puntos de recarga y el sistema de control y comunicaciones con los mismos. Las empresa adjudicatarias han trabajado intensamente para suministrar en plazo los más de 100 puntos de recarga instalados en el año y el pionero Centro de control de IBIL, que se presentó públicamente en noviembre, demostrando que Euskadi es un claro referente en la tecnología y en los nuevos modelos de negocio ligados al desarrollo del vehículo eléctrico. EVE aportó 5 millones de euros en 2011 para la ampliación de capital de IBIL.
  • La AIE BIDELEK SAREAK fue constituida en el último trimestre del año por Iberdrola Distribución (54%) y el EVE (46%) para el despliegue de Redes eléctricas inteligentes en Bilbao y Portugalete. BIDELEK adjudicó los equipos para la primera fase del proyecto, incluyendo más de 30.000 contadores y los equipos de telegestión, supervisión y automatización para más de 150 Centros de Transformación (CTs).
  • En el campo de las energías marinas, se constituyó la sociedad Bimep S.A., con un capital total de 10 millones de euros, con una participación del 80% del EVE y el 20% del IDAE, la agencia energética del Gobierno de España. El EVE licitó y adjudicó en 2011 los suministros más importantes de bimep (cable submarino, subestación), la infraestructura de experimentación y pruebas en energías de las olas de Armintza-Lemoiz, con el fin de que las empresas comiencen los trabajos para su instalación y puesta en marcha.

El ejercicio 2011 supuso para el EVE un beneficio después de impuestos de 157 millones de euros. Al igual que en el ejercicio anterior, la venta de acciones del EVE en Naturgas, que en 2011 se concretó en un 10%, ha tenido una gran influencia en dicho resultado. Asimismo merece destacarse la transferencia de 160 millones al Gobierno Vasco realizada a lo largo del ejercicio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de