Por Eva San Martín

esanmartin@ambientum.com

Lily Allen, la musa del indie, ha sucumbido a las virtudes del estudio The Premises. Localizado en el centro de la capital británica, el Studio A de este centro de grabación disquera ofrece algo a lo que el sector más independiente de la música británica no ha sabido decir que no: discos sostenibles, y perder calidad en la grabación.

Allen no es la única que graba sus trabajos en el centro de música sostenible, que a través de un sistema de energía solar conectado a la red eléctrica general, consigue que maquetas y L.P. se empaquen utilizando de forma exclusiva, la energía del sol.  El mod eléctrico de los estruendosos Franz Ferdinand, y hasta Klaxons, ganadores del pasado premio Mercury se rinden a las bondades de la producción sostenible. 

Los Bloc Party, James Ford, Alphabeat… Son sólo parte de una larga lista de músicos que bajo la etiqueta de la música independiente, han sido seducidos por la grabación solar.

Música solar

¿Cómo funciona el que amenaza con convertirse en nuevo tempo indie? El sistema acústico diseñado por Roger D Arcy, del sello Recording Architecture, integra cuatro áreas que ocupa por completo en techo de los estudios The Premise, que dotan de energía solar a los aparatos. Y alimenta, además, el sistema de climatización.

El estudio solar, el primero de estas características en Europa está contruido con materiales reciclables.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de