Con la inestabilidad de Oriente Medio afectando a los precios del petróleo y con el debate surgido en torno a la energía nuclear tras los acontecimientos de Fukushima, los cientos de eventos que se ofrecen en el Global Wind Day mostrarán a la gente de todo el mundo como el viento puede formar parte de un futuro energético estable y limpio

De Austria a Australia y Japón, de Canadá a Uruguay, de Alemania a Ucrania, los que allí acudan podrán ver una película en un cine al aire libre, construir cometas para realizar "kite surf", visitar las nuevas granjas eólicas, comprobar las ferias de trabajo eólicas y jugar en fiestas de energía eólica. Entre lo más destacado se incluye el German Technology Museum de Berlín, que abrirá las puertas para llevar a cabo una muestra de energía eólica y el anuncio en la ciudad de Nueva York de WindMade – una iniciativa para el desarrollo de una marca de consumo para compañías y productos que utilizan la energía eólica. 

En el Global Wind Day 2010 se realizaron 220 eventos en 29 países de todo el mundo. El Global Wind Day está organizado por medio de la European Wind Energy Association (EWEA) y el Global Wind Energy Council (GWEC), que han coordinado una red mundial de socios. 

"Gracias al viento, podemos conseguir una auténtica revolución de la energía, y el 15 de junio, la gente de todos los continentes celebrará las promesas que la energía eólica proporciona para nuestro planeta", afirmó el presidente del GWEC, Klaus Rave. 

"Fukushima, la primavera en los países árabes, y el derrame de petróleo en el Golfo de México han creado un enorme interés público sobre el futuro energético", comentó el director general de la EWEA, Arthouros Zervos. "El Global Wind Day insta a los ciudadanos a descubrir para ellos mismos cómo el viento puede hacer que el suministro energético sea más seguro y respetuoso con el medio ambiente". 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de