Inseguridad a largo plazo de las nucleares

Sesenta expertos del sector nuclear se han reunido en Madrid la semana pasada con motivo de la Jornada Técnica anual que organiza la SNE para debatir sobre diferentes aspectos técnicos relacionados con la operación a largo plazo de las nucleares españolas. A su juicio, es técnicamente viable operar las centrales nucleares españolas más allá de su vida inicial de diseño, y manteniendo los mismos, o mayores, niveles de seguridad y fiabilidad.

Para comunicar las conclusiones de la Jornada “Renovación de licencia para la operación a largo plazo” la Sociedad Nuclear Española difundió el jueves un comunicado en el que explica que la operación a largo plazo de las centrales nucleares es una tendencia consolidada a nivel internacional que consiste en continuar su operación más allá de la vida inicialmente contemplada de diseño, una vez verificada por el titular y validada por el organismo regulador competente la capacidad para funcionar de forma segura durante el nuevo periodo solicitado.

Asimismo, recuerda que de las 449 centrales en operación en el mundo, 105 ya cuentan con una licencia para operar más allá de los 40 años y que en los EE.UU., país de referencia de la mayoría de las centrales españolas, 81 de las 99 centrales existentes disponen ya de una autorización para operar hasta los 60 años. En este sentido, señala que la legislación española permite la operación de las centrales nucleares más allá del diseño inicial de 40 años.

Operación a largo plazo de las nucleares

“Gracias a la permanente actualización tecnológica de las plantas y a un constante esfuerzo inversor en I+D+i durante la operación de las mismas, que supera actualmente en España los 40 millones de euros por reactor y año, la conclusión de esta jornada es: que es técnicamente viable operar las centrales nucleares españolas más allá de su vida inicial de diseño, manteniendo los mismos, o mayores, niveles de seguridad y fiabilidad“, asegura la SNE en la nota.

Sin embargo, Raquel Montón, responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace, ha señalado a EnergyNews, que la “propuesta del sector nuclear es que entremos en una nueva etapa de riesgo, cuando sin duda la mejor decisión es la de terminar con las nucleares y que realmente se apostase por las renovables y la eficiencia energética, porque es la única forma de garantizar nuestras necesidades energéticas, y solventar el cambio climático sin poner en peligro a las personas. Además es nuestro derecho, como sociedad, que se someta a la consulta pública una decisión así“.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de