Por Eva San Martín

esanmartin@ambientum.com

La continuidad de la central nuclear de Garoña (Burgos) se decide esta semana. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) tiene hasta este viernes 5 de junio para emitir al Ministerio de Industria su decisión sobre si la planta nuclear debe o no continuar su funcionamiento.

”El Pleno del CSN remitirá su informe al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio con fecha límite de 5 de junio, conforme a los plazos establecidos legalmente”, informa el consejo que dirige Carmen Martínez Ten en su web. De alargarse el funcionamiento de Garoña otros diez años, sería la primera de las ocho centrales españoles que supere los 40 años en activo.

38 años funcionando

Si Garoña, propiedad de las españolas Iberdrola y Endesa junto con la italiana Enel, que concentra la mitad de la central, es o no segura depende del “examen” del pleno. “En esta ocasión el estudio se centra en la Normativa de Aplicación Condicionada (NAC)”,  que se asocia a la solicitud de renovación de la autorización, pedida por la central.

De continuar la actividad, la planta nuclear, en funcionamiento desde 1971, podría sentar un precedente para otras nucleares que esperan decisiones semejantes sobre el alargamiento de su actividad.

La última palabra es del Gobierno

Si el consejo opina que Garoña es segura para continuar su actividad, la pelota sobre la seguridad caerá en el tejado del Gobierno, que tendrá que decidir, entonces, si cierra la central.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de