Las instituciones públicas financieras internacionales, como el Banco Mundial, el Banco Asiático de Desarrollo, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo o el Banco Africano de Desarrollo, tienen la oportunidad de dar forma a la transición mundial hacia las fuentes energéticas limpias.

El carbon es el más sucio de los combustibles fósiles. Contamina el medio ambiente localmente y contribuye enormemente al calentamiento global. La decisión del Banco Mundial de limitar las nuevas inversiones en carbón es bienvenida, y debería convertirse inmediatamente en una norma para todas las instituciones financieras internacionales”, dice Samantha Smith, jefe de la iniciativa global de clima y energía de WWF.

“Pero para tener una oportunidad real de afrontar el cambio climático, el mundo necesita apartarse por completo de los combustibles fósiles. Mientras ayuda a los países en desarrollo a expandir el acceso a la energía y a avanzar hacia un crecimiento económico bajo en carbono, el Banco Mundial debe dejar de apoyar todas las fuentes de energías basadas en combustibles fósiles, de acuerdo a su ambición para fomentar la acción contra el cambio climático”, dice Smith.

La nueva campaña global de WWF, “Usa tu poder” (Seize Your Power, en inglés), es un llamamiento a las instituciones financieras para que aumenten significativamente sus inversiones en energías renovables, y para que dejen de financiar a los combustibles fósiles. El nivel de emisiones mundiales de CO2 requiere de medidas drásticas para limitar el calentamiento global.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de