Asimismo, está a punto de aprobarse un nuevo marco normativo para los cultivos energéticos forestales cuyo objetivo es facilitar y garantizar el suministro al sector energético.

Castilla y León es la Comunidad con mayores recursos biomásicos de España, fundamentalmente por la importancia de sus bosques (15% de la superficie arbolada nacional). La Comunidad es también líder en el aprovechamiento de esos recursos con garantías de sostenibilidad (garantizando que sólo se corte lo que ecológicamente resulte adecuado y por métodos que garanticen el mantenimiento de las otras funciones de los montes: conservación de la biodiversidad, del paisaje, etc.).

Además, Castilla y León cuenta con un creciente sector empresarial que también aspira a una posición de liderazgo. Como ejemplo, Castilla y León es líder nacional en producción de pellets, con 7 plantas que tienen capacidad para producir el 19% del total nacional.

En cuanto a la apuesta de la Junta por este tipo de energía, también destaca la aprobación del Plan de Bioenergía de Castilla y León, el primer Plan específico que se aprueba en España. Solo 10 regiones de casi 300 de la Unión Europea cuentan con un documento de planificación de este tipo, y una de ellas es Castilla y León. Se trata de un Plan transversal, elaborado de forma conjunta por 3 Consejerías: Economía y Empleo (EREN), Agricultura y Ganadería (ITACYL) y Fomento y Medio Ambiente, y con una amplia participación del sector (más de 100 entidades y empresas). En él se contempla un amplio abanico de acciones concretas, que van desde el ámbito de la regulación, del ejemplo que deben dar las Administraciones Públicas en la utilización de esta energía, incentivos a los usuarios potenciales y agentes del sector, sensibilización y difusión, fomento de la innovación y favorecimiento de la oferta de materia prima.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de