La decisión de aplicar la directiva europea de calidad de combustibles y su objetivo de reducir un 6% las emisiones de CO2 de los combustibles para 2020 está ahora en manos de los ministros europeos de Medio Ambiente, cuyo voto se espera en junio de este año.

Las arenas bituminosas emiten un 23% más CO2 que el crudo y el Gobierno español ha apostado por boicotear la aprobación de la aplicación de la directiva europea capaz de impedir su entrada en los depósitos de los coches europeos.  
 
Coalición Clima denuncia que la posición del Gobierno español a favor de los combustibles más contaminantes es inaceptable. Las compañías petroleras y el lobby del refino parecen haber conseguido que los políticos españoles antepongan los intereses de la industria a los de la salud pública y la lucha contra el cambio climático.

Es evidente que las arenas bituminosas son una de las peores materias primas para combustibles. Por eso Coalición Clima pide al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Ángel Arias Cañete, que, en la próxima votación en junio, se enfrente a los intereses de las petroleras y apoye prohibir las arenas bituminosas en Europa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de