El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón ha destacado que "con este nuevo marco legal se espera que hasta 2014 se consigan en Castilla-La Mancha 2.500 megavatios de nueva instalación, una inversión en torno a 3.300 millones de euros y la creación de 7.300 empleos directos".

En este sentido, ha señalado que "este Plan prevé que de los 2.500 megavatios de nueva instalación que se esperan en Castilla-La Mancha alrededor de 1.000 se estiman desarrollar en Albacete, con una inversión de 1.400 millones de euros y más de 3.000 puestos de trabajo".

Estos datos reflejan los tres principales objetivos marcados en la elaboración de este Plan son la generación de energía eólica ordenada y planificada, el desarrollo tecnológico e industrial y la creación de empleo verde directamente ligado al medio ambiente y a un sector altamente competitivo en el mercado internacional como el de las energías renovables.

En la actualidad existen en Castilla-La Mancha 116 parques eólicos en funcionamiento con una potencia instalada de 3.755 megavatios. Esta potencia serviría para el consumo de 958.000 familias, evitándose la emisión de más de 3,3 millones de toneladas de CO2 y el consumo de más de 438.000 toneladas equivalentes de petróleo.

De la potencia total instalada, Albacete es la provincia de Castilla-La Mancha que lidera la mayor potencia instalada de energía eólica, con más de 2.000 megavatios instalados, seguida de Cuenca, con 794; Guadalajara, con 666; Ciudad Real, con 211; y por último Toledo, con 82,31 megavatios instalados.

Albacete también lidera la ubicación de los parques eólicos castellano-manchegos, reuniendo el 53 por ciento de los parques en funcionamiento y de la potencia instalada, y el 62 por ciento de los aerogeneradores.

Estas cifras son el mejor reflejo de la importancia de la energía eólica en Castilla-La Mancha, una fuente de energía que además está logrando un gran desarrollo en España, como indican los datos del mes de marzo, donde la energía eólica ha sido la tecnología con mayor producción eléctrica, un 21 por ciento, superando en dos puntos a la energía nuclear. Es la primera vez que este tipo de energía supera al resto de tecnologías, y hay que tener en cuenta que el 25 por ciento de esos megavatios procede de Castilla-La Mancha.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de