Calor Verde Europa, la empresa que comercializa el sistema de calefacción más ecológico del mercado, apuesta por el diseño a través de un modelo de placa único en el sector.

Se trata de un producto de formato cuadrangular y muy fino, que ha supuesto una auténtica revolución en el mercado, ya que su ligereza hace que pase totalmente desapercibido aportando una gran solución en el ámbito de la decoración. Las placas se instalan directamente en cualquier parte de la pared o del techo, con mínima obra, ofreciendo un resultado decorativo que hasta ahora era impensable con el uso de los radiadores tradicionales.

Calor Verde Europa ha creado dos tipos de placa, uno para colocarla directamente sobre la pared y/o techo y otro para instalar en huecos abiertos o en los techos técnicos y de escayola.

El modelo que más comercializa la enseña es blanco estándar, aunque para adaptarse a las tendencias del momento se han creado placas con perfiles de diferentes colores.

Sin embargo el objetivo de Calor Verde Europa con la configuración de este producto no ha sido meramente estético, sino que ha logrado configurar un sistema de calefacción único en el mercado cuyo uso purifica el aire y evita el desarrollo de aquellas bacterias que son perjudiciales para la salud, gracias a la tecnología Nano Plata e Ión Negativo.

Así, Calor Verde evita el desarrollo de aquellas bacterias que son perjudiciales para la salud, elimina los ácaros, no genera polvo ni ruido, elimina los malos olores y no reseca las vías respiratorias, favoreciendo el bienestar de los usuarios. Además influye directamente en el estado anímico de las personas reduciendo el estrés.

Otra de las ventajas es que su uso reduce el consumo de energía entre un 30% y un 50% respecto a los sistemas de calefacción tradicionales.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de