Marcelo Zuffo, profesor y coordinador de Electrónica Interactiva en la Universidad de Sau Paulo, comunicó que ya se están probando en distintas zonas del campus los puntos de acceso con wi-fi, alimentados con energía solar.

Esta tecnología, está diseñada para funcionar en un entorno abierto, como un bosque o un parque.

Los puntos de acceso wifi-solares, tienen un funcionamiento realmente sencillo. No necesitan enchufe allguno para ponerlos el marcha, simplemente basta con desempaquetarlos.

Zuffo explicó que “Es un sistema totalmente autónomo, que no necesita ninguna conexión energética”, “Todo viene del Sol, y de eso en Brasil tenemos mucho”.

El profesor cree que este sistema alcanzará gran popularidad en las escuelas que carecen de una fuente fiable de electricidad para alimentar los puntos de acceso y los ordenadores que los estudiantes utilizan para navegar por la red.

Transformar la energía solar en bits

Actualmente la cobertura de internet sin luz solar alcanza un máximo de dos días pero su meta es llegar a los 10 días, para hacer frente a las temporadas de lluvia y al invierno.

“Venimos con la idea de que la energía solar es la más abundante y barata, y tratamos de transformarla en bits”, explica Zuffo. Para ello, cuentan con un panel solar, una batería de motocicleta barata y un circuito que se encarga de la gestión de la energía. Además, la conexión proviene de diferentes mallas lo que permite a cada comunidad disponer de su propia conexión autónoma. “El plan es natural para miniaturizar el sistema de manera que podamos ahorrar en costes. Así, al final podremos imaginar dispositivos de wifi del tamaño de un móvil”, defiende Zuffo.

La compañía Meraki tiene a la venta repetidores wifi alimentados con energía solar con un coste que varía entre los 1200 y 1500 dólares.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de