En un comunicado, han explicado que de este importe, el 50% del cual es a cargo de Fondos Feder, se podrá subvencionar hasta el 30% del coste de la inversión, con un máximo de 20.000 euros por punto de carga. Esta convocatoria se enmarca dentro de las actuaciones que lleva a cabo el Govern en materia de movilidad sostenible.

Para el director general de Industria y Energía, Jaume Ochogavía, "es un paso más adentro en la apuesta del Govern por las infraestructuras de carga del vehículo eléctrico".

"Queremos dar tranquilidad a los usuarios del vehículo eléctrico para que en un momento dado puedan, en cuestión de 10 minutos, tener una carga completa", ha dicho en este sentido.

Según han explicado, los puntos de carga rápida permiten cargar la batería del vehículo en unos 10 minutos, solución muy parecida a los hábitos de repostaje con un vehículo de gasolina o gasóleo.

Así, estas instalaciones complementan a las otras, denominadas de carga convencional y semi rápida, que necesitan entre ocho y cuatro horas, respectivamente, para cargar totalmente la batería de un vehículo. Con los puntos de carga rápida se asegura a los usuarios la carga inmediata en caso de necesidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de