A través de unas charlas teóricas y con contenido práctico, Ralph Thümen, ingeniero deldepartamento de formación y apoyo técnico de Buderus y Cristina Núñez, ingeniera industrial y responsable de prescripción de Buderus para la zona sur, explicaron a los asistentes los tipos de calderas y las condiciones de trabajo de las mismas, poniendo especial interés en los modelos de baja temperatura. Se explicó también la tecnología y beneficios de las calderas de condensación y la importancia de las conexiones hidráulicas y el compensador hidráulico. En cuanto a la parte práctica, ésta se realizó en la sala de calderas del propio hotel, donde hay instaladas dos calderas de fundición de baja temperatura, Logano GE615, de 1200 y de 740 kW.

Este tipo de calderas de fundición para gasóleo y gas que ofrece Buderus, junto con las Logano GE315 y GE515, proporcionan un alto rendimiento y trabajan a baja temperatura con el ya bien conocido sistema de anticondensación “Thermostream” que consigue un alto grado de protección para la condensación y una distribución uniforme de la temperatura del agua en la caldera. Suponen, además, un concepto tecnológico de eficacia demostrada para las instalaciones de calefacción y agua caliente sanitaria, aportando mayores garantías de uso y un gran ahorro de energía con reducidas emisiones contaminantes.

El hotel Monte Málaga, elegido para la jornada es todo un referente en cuanto a sensibilización con el medio ambiente y elevado compromiso de sostenibilidad se refiere. Ha sido construido bajo criterios bioclimáticos de soleamiento, aislamiento y ventilación (ahorro energético), y técnicas limpias de producción de energía (paneles fotovoltaicos y térmicos). Todo ello, representa una apuesta real por una nueva y más respetuosa relación del edificio hotelero con su medio.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de