El pasado martes, la Asociación Valenciana de Empresas del Sector de la Energía (AVAESEN) quiso mostrar su rechazo más absoluto al borrador del nuevo Real Decreto que regulará, a partir de septiembre, la energía solar fotovoltaica. "La nueva regulación llevará al sector a una grave y profunda crisis que no sabemos como acabara", así de contundente se mostró el presidente de Avaesen, Bernardino Casado. La crisis a la que se refiere Casado implicará la destrucción inmediata de 4.000 puestos de trabajo y el cierre de alrededor de 250 empresas instaladas en la Comunidad Valenciana. El problema fundamental es que este es un sector en pleno desarrollo tecnológico y de reducción de costes y "lo que ahora necesita la energía fotovoltaica es promoción y apoyo hasta que llegue a su madurez", afirma Casado.

Avaesen ha señalado que el Gobierno, en el año 2004, a través de un Real Decreto, impulsó el sector, mediante un sistema de primas, y posteriormente, en mayo de 2006, otro Decreto mantuvo dichas primas. De esta forma, se propició que muchos inversores se interesan por este sector y se lograse un desarrollo muy importante de todo el ciclo fotovoltaico. En la Comunidad Valenciana existen dos de los grandes fabricantes de paneles y con una producción muy importante. "Por ello no entendemos que esta regulación sea tan extremadamente dura", comenta el presidente de Avaesen. La nueva regulación no deja ningún margen de libertad. El primer problema está en que la prima se reducirá de 45 a 29 euros por kilovatio lo que supondrá un descenso del 35 por ciento. Casado afirma que "va a ser muy complicado que las empresas se adapten a esta rebaja, lo más adecuado hubiese sido diseñar una planificación progresiva. Las primas pueden ir a la baja pero no tan drásticamente como se formula en este borrador". Otro de los frenos al sector es la limitación de la potencia solar instalada a un máximo de 300 megavatios al año, medida que perjudicará al tejido empresarial. "Por todo ello –añade Bernardino Casado- le pedimos al Presidente del Gobierno que reflexione y si es posible modifique el borrador al que hemos tenido acceso". Los instaladores y los promotores de energía solar fotovoltaica no pueden adaptarse a ese 35 por ciento, ya que el precio de los paneles es el mismo hoy que dentro de unos meses, ya que son fabricantes internacionales. Y si solo dejan hacer 300 megavatios al año, las empresas no pueden hacer una programación de instalaciones a corto o medio plazo. Y eso supondrá, en dos meses, la paralización total del sector. "Nosotros creemos que en el plazo de diez o doce años no será necesario primar esta energía, hay países en los que apenas necesita prima, ya que el precio de mercado lo permite pero, ahora no se puede paralizar de esta forma". Otro de los argumentos que esgrimen es que si este borrador se hubiese publicado hace meses, el sector habría tenido más tiempo para adaptarse.

Desde la asociación aseguran que con la demanda de energía que tiene España y si el Gobierno sigue sin contemplar la energía nuclear, no se entiende que no apoye a las energías renovables. Tampoco comprenden como ha llegado el Gobierno a redactar este borrador cuando durante la campaña electoral se mostraban partidarios y animaban al sector de las energías renovables. "Estas energías son una buena alternativa ya que son limpias, autóctonas, gratuitas e inagotables", explican desde Avaesen

Por otra parte, Avaesen manifiesta que se han cumplido los peores augurios y, "aunque sabíamos que el Real Decreto supondría un cambio para el sector, en ningún momento nos imaginamos que fuese tan radical".

No se han escuchado las voces de todo el sector. Desde Avaesen no se entiende que se haya recogido en los programas políticos tanto apoyo a la energía renovable y en la primera oportunidad que se tiene para demostrarlo, se propongan estas medidas. Además, Avaesen considera inadmisible que en un momento en que la energía escasea, se pongan trabas a la generación de energía fotovoltaica. "Esta industria debe ser apoyada, no solo pensando en su rentabilidad actual, sino en su gran potencial frente a la escasez de recursos energéticos", asegura Avaesen.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de