La pionera instalación se ubicará en una comunidad aborigen australiana. Más de 1.200 personas ya se han beneficiado de este proyecto rural de energía solar.

Esta granja solar está situada en Doomadgee, noroeste de Queensland, Australia y puede generar energía suficiente para suplir con la demanda local. Así lo asegura Ivor Frischknecht, director de Arena, quien argumenta que la ampliación del proyecto generará energía suficiente para suplir con la demanda local de energía, según publica Semana Sostenible.

“Este ambicioso proyecto disminuirá drásticamente la dependencia que la comunidad aborigen de Doomadgee tienen del combustible para la generación de energía y asegurará la producción de energía solar”, afirma Ivor Frischknecht.

Se trata de una alternativa sostenible y además, estas granjas solares se consideran la solución para la generación de energía en poblaciones alejadas donde no existe la infraestructura que garantice la interconexión eléctrica.

Por este motivo, el gobierno australiano anunció un presupuesto para los próximos cinco años de 1.2 mil millones de dólares. De esta manera financiarán proyectos similares. Ahora sólo falta que el Senado lo apruebe.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de