Durante el próximo otoño, se realizará un envío de 20 cocinas fabricadas por ALSOL al pueblo del Sahara Occidental que se sumarán a las 30 que la empresa ya ha obtenido con donaciones privadas y corporativas. El objetivo de este proyecto está encaminado a que el pueblo saharaui pueda aprovechar la energía solar con el fin de elaborar y cocinar diferentes alimentos sin necesidad de gas.

Francisco Espín, Consejero Delegado de Gehrlicher Solar España explica espera que "con este proyecto solidario podamos facilitar la elaboración de alimentos cocinados en una región donde la falta de electricidad y de abastecimiento dificulta el desarrollo de la población", y añade además que, "se trata de un pequeño grano de arena que se suma a la donación de 10 cocinas que hicieron nuestros trabajadores de España y Alemania a principios de año".

Cada cocina está preparada para dar un servicio a 10-12 personas, con lo que gracias a las 50 cocinas se abastecerá a más de 500 beneficiarios directos.

Las cocinas solares son resultado de más de veinte años de desarrollo e investigación. Fabricadas desde el diseño ecológico en el que predomina el aluminio como materia prima base, constan de una gran parabólica, en el centro de la cual se ubica el recipiente que recibe el calor necesario del sol para cocinar en su interior los alimentos. Elaboradas con materiales reciclables y de fácil transporte, las cocinas que se enviarán están fabricadas en España con los más rigurosos controles de calidad social y ambiental.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de