En total, desde que se pusieron en marcha estos cursos en el año 2006, se han formado 11.562 agricultores y ganaderos.

En estos cursos, de cuatro horas de duración e impartidos en todas las provincias andaluzas por 33 técnicos del Colegio de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Andalucía Occidental, los agricultores han aprendido que con un adecuado mantenimiento del tractor o evitando las operaciones agrícolas en condiciones desfavorables del suelo (por ejemplo, el suelo húmedo demanda mayor potencia) se puede ahorrar hasta un 25% de combustible.

La climatización, estanqueidad, la iluminación -sustituyendo las lámparas incandescentes por fluorescentes- y el mantenimiento de los equipos de la explotación son algunos de los elementos sobre los que incidir para ahorrar energía en las instalaciones ganaderas.

De las 1.786 personas del sector agrícola y ganadero formadas este año, 1.313 han sido hombres y 472 mujeres, con una edad media de 35 años. La provincia de Almería es donde más participación femenina ha existido, ya que, de 241 alumnos, 91 fueron mujeres. De todos los formados, más de un 40% tiene una explotación familiar. En este sentido, destaca la provincia de Jaén, donde, de los 226 alumnos que han participado, 203 tenían una explotación familiar.

La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia ha invertido en estos cursos, que se enmarcan en el convenio suscrito con el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), 91.800 euros.

En total, desde que se pusieron en marcha estos cursos en el año 2006, se han formado 11.562 agricultores y ganaderos: 1.666 en Sevilla, 1.483 en Almería, 1.348 en Granada, 1.472 en Jaén, 1.442 en la provincia de Málaga, 1.438 en Huelva, 1.419 en Córdoba, y 1.294 en la provincia de Cádiz.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de