El consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, y el presidente de la Diputación, Moisés Muñoz, visitaron ayer esta planta en la que se implantará un proceso de producción de electricidad procedente de la recuperación del gas metano generado durante la fermentación de la parte orgánica de los residuos. Esta planta será la segunda de la provincia y de Andalucía en la generación eléctrica a través de este método de aprovechamiento de los residuos orgánicos, después de la implantación de un sistema similar en la planta que da servicio a la Sierra Sur de Jaén. En concreto, la Diputación Provincial ha previsto una inversión en este ámbito para la provincia de 3 millones de euros, que se verá apoyada con ayudas a través de la Consejería por valor de más de un millón de euros.

Díaz Trillo manifestó que “con este proyecto la provincia de Jaén se coloca a la vanguardia en la gestión avanzada de los residuos y en la aplicación de factores estratégicos en la gestión ambiental como la innovación y tecnología”. El consejero destacó “el notable potencial de producción de compost de esta planta y la importante proyección para seguir avanzando en la mejora de la gestión de los residuos a través de la elaboración de subproductos procedentes del reciclaje de la basura orgánica, en este caso, dando un paso más para minimizar el impacto de los gases de efecto invernadero”. 

Implantación del proceso

Para la implantación de este proceso, el proyecto contempla el sellado de una de las áreas de vertedero y la construcción de un sistema de conducciones y tuberías por las que circulará el metano para su conversión en biogás y, posteriormente, en electricidad a través de una línea eléctrica de media tensión que tendrá 3 km. de longitud.  Las previsiones de producción energética se sitúan en más de 800 Kilowatios de electricidad en los 5 primeros años de funcionamiento de este nuevo sistema. 

Esta planta de Linares, gestionada por la empresa Resur de la Diputación, presta servicio actualmente a una población de 328.000 personas y cuenta con una superficie de 82.000 metros cuadrados, con una capacidad de tratamiento que supera las 140.000 toneladas de residuos anuales.  Esta infraestructura está en funcionamiento desde 2004 y su construcción corrió a cargo de la Junta, con una inversión que superó los 14 millones de euros. Desde su apertura, las instalaciones han gestionado más de medio millón de toneladas de residuos orgánicos.

El titular de Medio Ambiente aseguró que con esta iniciativa se optimiza al máximo el rendimiento de esta planta y anunció la próxima ampliación de la dotación financiera que aportará su departamento para este proyecto, que en principio es de 718.000 euros. En la actualidad la planta cuenta con una importante producción de compost, un fertilizante que contribuye al desarrollo sostenible de la agricultura y reporta beneficios ambientales como el ahorro de agua, el freno de la erosión o el incremento de nutrientes en los suelos agrícolas. 

El consejero puso de relieve las actuaciones desarrolladas por su departamento en los últimos 4 años en la provincia, con una inversión de 43 millones para la mejora de la gestión de residuos que supone la construcción de cuatro nuevos puntos limpios y el sellado de otros cuatro vertederos.  Jaén cuenta en la actualidad con 11 puntos limpios en servicio y otros tres en proyecto (Úbeda, La Carolina y Martos), con una inversión 1,3 millones. Asimismo, dispone de tres plantas de Recuperación y Compostaje en funciona-miento (Jaén, Linares y Sierra Sur) y 5 Plantas de Transferencia (Cazorla, Castellar, La Puerta de Segura, Úbeda, Andújar), junto a otra más dedicada a la clasificación de papel y envases (Ibros) y otra pionera también en el reciclaje de neumáticos (Espeluy). 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de