El ministro de Medio Ambiente, Peter Altmaier, declaró que el Gobierno presentaría una legislación que podría aprobarse en agosto para congelar los subsidios a los productores de energías renovables en los niveles actuales hasta finales de 2014, según señala el rotativo.

"No es aceptable que los consumidores de electricidad soporten todos los riesgos de los futuros costes", afirmó Altmaier durante una conferencia de prensa.

Después de que esta propuesta salga adelante, cualquier incremento de la tasa estaría limitado al 2,5% anual, señala el diario, que destaca que de este modo, los operadores de red verán reducidos los pagos que realizan a las centrales de energías renovables por abastecer de electricidad a la red nacional.

Fukushima

La catástrofe de la central nuclear japonesa de Fukushima impulsó un repentino cambio de modelo energético en Alemania, que aceleró la clausura de centrales nucleares y fijó un calendario para abandonar este tipo de energía en favor de las renovables. Esto se tradujo en un sobrecoste en la factura de la luz de los consumidores alemanes.

Este sobrecoste, que fue introducido por primera vez en 1998 por la coalición de Gobierno formada por socialdemócratas y los verdes, se ha incrementado significativamente durante el mandato de Angela Merkel, alcanzando en enero los 5,3 céntimos de euro por kilovatio/hora, frente a los 3,6 céntimos anteriores.

La propuesta planteada por el ministro de Medio Ambiente ha sido bien recibida por representantes de los consumidores y del sector energético, mientras que la Federación de Energía Renovables de Alemania, el principal lobby del segmento de energías renovables en el país, advirtió de que esta medida perjudicaría a los productores de energías alternativas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de