El Congreso de los Diputados vivía ayer un momento histórico, veinte partidos políticos se comprometieron públicamente y por escrito a prohibir la técnica de fractura hidráulica si llegan a gobernar después de las elecciones de 2015. Compromiso recabado por diversas plataformas contra el fracking del territorio español, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y más de cuarenta colectivos sociales de diversa índole.

Con esta iniciativa, tanto las plataformas como los políticos firmantes quieren dejar constancia de manera pública de su rechazo total a esta polémica técnica; cabe recordar que el actual Gobierno modificó la Ley de Hidrocarburos con el fin de dar marco legal a la técnica de la fractura hidráulica (fracking) y a la concesión de numerosos permisos de investigación en todo el Estado, restando así soberanía a las regiones afectadas por estos permisos.

Se espera que, con este exitoso acto, por un lado, se logre un compromiso sólido por parte de las agrupaciones políticas en la lucha contra el fracking en el Estado español, y por el otro, se envíe un claro mensaje a las grandes empresas interesadas en este tipo de proyectos: no lo van a tener nada fácil, dada la fuerte oposición ciudadana que se está produciendo en los territórios afectados. 

En este sentido, las diversas plataformas anti-fracking, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético y el resto de organizaciones y colectivos convocantes llevaron a caboayer por la tarde un acto público en el cual firmaron una  "Declaración de la sociedad civil contra el fracking". Dicho documento está abierto a las adhesiones de cualquier colectivo, tiene un marcado tono social y ambiental y recalca la necesidad de abandonar de manera inmediata toda operación de fractura hidráulica. En su lugar, reafirma la importancia de apostar por un cambio de modelo energético basado en el ahorro y la eficiencia energética en el que las energías renovables y las personas cobren mucho más protagonismo.  



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de