PIXABAY

Un marco de políticas integrado construido en torno a la transición energética podría traer una ola de nuevas inversiones en energía sostenible a África, haciendo crecer la economía de la región en un 6,4% para 2050. Así lo asegura un análisis publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) en colaboración con el Banco Africano de Desarrollo (BAfD).

El informe, Renewable Energy Market Analysis: Africa and its Regions, muestra que África está prosperando significativamente a partir del desarrollo habilitado por las energías renovables, al tiempo que mejora en gran medida el acceso a la energía y ofrece profundos beneficios ambientales y de bienestar a las personas de todo el continente.

Transición energética

Su visión de una transición energética en África alineada con la ambición climática global, muestra que el continente generará 26 millones de empleos más para 2050 de lo que se anticipa bajo un escenario de negocios convencional. Los empleos creados a través de la transición energética en África superarían las pérdidas de empleos relacionadas con los combustibles fósiles en una proporción de 1 a 4, lo que representaría una ganancia significativa para las economías regionales. Alrededor de dos millones de personas trabajan actualmente en la industria de los combustibles fósiles en África.

Francesco La Camera, Director General de IRENA, ha señalado: «Con demasiada frecuencia, se pide a los gobiernos y a los pueblos de África que confíen en combustibles fósiles para impulsar su desarrollo cuando las soluciones de energía renovable y eficiencia energética ofrecen alternativas económicamente atractivas y socialmente beneficiosas. La transición ofrece una oportunidad única para que África cumpla con sus imperativos de desarrollo. A través de paquetes de políticas a medida, los países africanos pueden aprovechar sus fortalezas y recursos para superar las dependencias estructurales establecidas desde hace mucho tiempo».

Por su parte, el Dr. Kevin Kariuki, Vicepresidente de Energía, Energía, Clima y Crecimiento Verde del Banco Africano de Desarrollo, ha explicado: «África está dotada de abundantes fuentes de energía renovables, sobre las que puede basar de manera sostenible su ambicioso desarrollo socioeconómico. Sin embargo, esto requiere un fuerte compromiso político, un marco de transición energética justo y equitativo e inversiones masivas. El Banco Africano de Desarrollo está comprometido a apoyar la transición energética del continente, facilitando el aumento de las inversiones del sector privado a través de su amplia gama de instrumentos de financiación verde, incluido el Fondo de Energía Sostenible para África».

Dependencia de los combustibles fósiles en África

El carbón, el gas natural y el petróleo representan alrededor del 70% de la generación total de electricidad de África en la actualidad. Además, el informe señala que la energía convencional atrae mucha más financiación que las energías renovables, debido a un proceso establecido que favorece una generación térmica menos intensiva en capital.

El análisis subraya que la financiación de la transición energética debe ser más fácilmente accesible. Deben realizarse esfuerzos coordinados para garantizar que el gasto público, la fuente dominante de financiación de la transición energética en África, priorice claramente las energías renovables.

No en vano, de los 2,8 billones de dólares invertidos en renovables a nivel mundial entre 2000 y 2020, solo el 2% se destinó a África, a pesar del enorme potencial de energía renovable del continente y su necesidad de llevar energía a miles de millones de ciudadanos que aun carecen de acceso.

Si bien la tasa de acceso a la energía en el África subsahariana aumentó del 33% al 46% en la última década, el rápido crecimiento de la población significó que 570 millones de personas aún carecían de acceso a la electricidad en 2019, 20 millones más que hace 10 años. Alrededor de 160 millones de personas más carecieron de acceso a una cocina limpia durante el mismo período.

La Camera concluye: «Es imperativo permitir que los países africanos, que han contribuido poco a las emisiones históricas de gases de efecto invernadero, se desarrollen, reconociendo al mismo tiempo la necesidad de abordar la emergencia climática. La cooperación internacional será clave para movilizar recursos y conocimientos técnicos a la escala y velocidad proporcionales a las necesidades de las economías, las comunidades y la población de África».

Fuente: IRENA, Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/irena-transicion-energetica-en-africa/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de