Así pues, a través del Plan Valenciano de Electrificación Rural (PLAVER), la Generalitat pretende extender las redes de suministro eléctrico y la mejora de las instalaciones de distribución de energía eléctrica en el medio rural.

Según ha explicado el director de la AVEN, Antonio Cejalvo, "el objetivo de esta iniciativa es atender las necesidades de suministro energético de los núcleos de población aislados y las explotaciones que aún quedan por electrificar, conectándolas a las redes de suministro existentes".

Para lograrlo, la consejería costeará en un 40% aquellos proyectos que supongan la instalación de líneas de distribución de alta, media y baja tensión así como centros de transformación que incidan directamente en la mejora de la calidad de vida de los habitantes. En aquellos municipios de menos de 500 habitantes, la subvención para la ejecución de los proyectos será del 50%.

Según ha explicado Cejalvo, "el Plan de Electrificación va a contribuir al desarrollo económico, garantizando el suministro eléctrico y mejorando la calidad en el servicio, promoviendo el equilibrio e integración territorial y la mejora de las condiciones de vida de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana".

Pueden beneficiarse de este Plan las entidades locales, empresas, comunidades de regantes, cooperativas y compañías eléctricas que presenten proyectos de electrificación rural en municipios menores de 30.000 habitantes. Excepcionalmente, se podrán apoyar proyectos en poblaciones mayores de 30.000 habitantes que por su carácter singular y por la diseminación de sus núcleos de población, mejoren la calidad de vida de sus habitantes.

Asimismo, también se subvencionarán las iniciativas que contemplen la modernización de líneas y centros de transformación existentes, mediante la sustitución, reforma o soterramiento. Además, se apoyarán las instalaciones de alumbrado exterior destinadas a iluminar zonas de dominio público.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de