Miguel Sebastián
El ministro de Industria, Miguel Sebastián

El Gobierno firmó ayer los estatutos de la nueva Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, en sus siglas en inglés, en la ciudad alemana de Bonn. En el acto fundacional participaron 125 países.

De esta manera se constituye una Comisión Preparatoria, formada primero por los países firmantes y financiada con contribuciones voluntarias cuyo objetivo será la de “diseñar un plan de trabajo inicial” y elegir la sede, aún no acordada. Tampoco está claro todavía quién será el encargado de asumir el cargo de director o directora de la Agencia, que tendrá como misión empezar a hacer funcionar la Agencia hasta la ratificación final por lo menos por 25 Estados. Las ciudadades pueden presentar su candidatura hasta el 30 de abril.

Panel solar
Paneles solares en una finca

Para el Ejecutivo la Agencia Internacional de Energías Renovables es un “hito clave que marca un antes y un después en la cooperación internacional”, ya que implica un cambio de modelo energético. En este sentido, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, como represntante de la delegación española, ha señalado que “todos debemos contribuir con el intercambio de información sobre buenas prácticas; el asesoramiento a los legisladores; el establecimiento de mecanismos de transferencia de tecnología; y la creación de capacidades”.

La primera cooperación para la energía verde

Se trata de la primera iniciativa multilateral con capacidad de maximizar y coordinar los esfuerzos de los distintos agentes implicados en el desarrollo de las energías renovables a escala mundial.

Con la creación de IRENA el Gobierno de España considera que se da un paso más entre los elementos “necesarios para materializar un acuerdo global” con éxito en la próxima cumbre de cambio climático de Naciones Unidas en Copenhague, en diciembre de 2009, así como hacia un modelo de desarrollo económico mundial bajo en carbono.

IRENA, nace con la misión de constribuir a una transferencia de tecnología y capacidades”, también hacia los países en desarrollo, que permita gestionar adecuadamente la entrada de estas tecnologías en sus respectivos sistemas energéticos. “Ello va a suponer un incremento global de la demanda de estas energías, lo que puede ser un gran incentivo para el sector industrial español “de energías renovables para mejorar sus procesos productivos y de innovación con un abaratamiento de los costes unitarios.

España es en la actualidad líder en algunas de las tecnologías renovables, como la eólica, una forma de energía verde en la que ocupa el tercer puesto en el ranking mundial, tras Estados Unidos y Alemania. Sólo en 2008, las renovables crecieron cerca del 12%, según los datos del Ministerio de Industria.

Antecedentes

La Agencia Internacional de la Energía Renovable ha sido una iniciativa promovida por Alemania, Dinamarca y España. Su misión será la de promover los grandes acuerdos entre naciones en energías renovables, la de asesorar a los países industrializados y en desarrollo en la mejora de su tecnología, e investigar en nuevas fuentes de abastecimiento energética.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de