La eficiencia energética de hogares y edificios públicos recibe una buena dosis de atención, pero no se dedica tanta a la energía que se pierde en los edificios históricos que cuentan con un aislamiento deficiente. El proyecto 3ENCULT (“Energía eficiente para el patrimonio cultural de la Unión Europea”) se ha propuesto modificar esta situación.

3ENCULT, financiado con cerca de 5 millones de euros mediante el tema “Medio ambiente” del Séptimo Programa Marco (7PM) de la Unión Europea, reúne a investigadores de Bélgica, República Checa, Dinamarca, Alemania, España, Francia, Italia, Países Bajos, Austria y Reino Unido.

La primera fase del mismo implicó la renovación de las ventanas del Waaghaus ("La casa de pesos"), un edificio ubicado en Bolzano (Italia) de más de siete siglos de antigüedad.

Muchas ventanas en edificios históricos se han renovado con poco acierto y no son ni estéticas ni fieles desde el punto de vista histórico. Waltraud Kofler-Engl, conservadora del edificio, y Franz Freundorfer, diseñador experto en ventanas, disfrutaron gracias a este proyecto de total libertad para crear una nueva ventana eficiente desde el punto de vista energético que se integrase adecuadamente en la fachada actual del edificio. El diseño resultante se denominó SmartWin Historic Window y el primer prototipo se instaló en el edificio Waaghaus en febrero de 2012.

Alexandra Troi, vicepresidenta del Instituto de Energía Renovable de la Academia Europea de Bolzano (EURAC) y coordinadora científica de 3ENCULT, supervisó el desarrollo de la ventana nueva: “Esta ventana podría ser una solución para los edificios históricos. La SmartWin Historic Window no sólo es una ventana perfectamente aislada que se adapta a la perfección en edificios históricos; además es asequible”.

Alexandra Troi continuó: “Ahora mediremos y analizaremos distintos parámetros de este prototipo y los compararemos a una de las ventanas anteriores de la década de los cincuenta. La instalación de un prototipo que se puede manipular y examinar es un buen punto de partida para iniciar debates multidisciplinarios”.

El proyecto 3ENCULT finalizará este año y hasta entonces el equipo se dedicará al perfeccionamiento del próximo prototipo, que deberá cumplir con criterios de viabilidad y rentabilidad.

La Sra. Kofler-Engl también se refirió a las mejoras posibles de este primer prototipo desde el punto de vista estético: “El bastidor estrecho y los dos peinazos de la ventana de doble hoja presentan una apariencia muy buena. Pero en mi opinión el triple acristalado no concuerda con el estilo del edificio. Y considero que el estilo antiguo del vidrio utilizado para los cristales exteriores es un poco exagerado. Puede que bastara un acristalado doble en el interior y una única hoja de vidrio en el exterior”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de