Más de 10.000 personas han decidido protestar y ahorrar con la campaña “Bájate la potencia”, promovida por Greenpeace y otras entidades.

Ante el cambio de hora producido este sábado, Greenpeace recuerda que esta medida de ahorro energético no es suficiente para la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera

La organización ecologista considera que el cambio de hora debería ser una medida más dentro de un plan ambicioso de eficiencia energética, que España necesita para cumplir el objetivo europeo de mejorar la eficiencia en un 20% en 2020 y para reducir la dependencia energética del exterior, que en nuestro país asciende a más del 85%.

Greenpeace ha demostrado que el ahorro y la eficiencia energética benefician a la vez al bolsillo de los ciudadanos y a la lucha contra el cambio climático. Según su estudio “La recuperación económica con renovables”, un sistema energético con un elevado nivel de eficiencia y que obtenga un 95% de la electricidad de fuentes renovables para 2030, generaría más de 3 millones de empleos y reduciría la factura energética en un 34%.

“El cambio de hora es un gesto positivo, que puede traducirse en un ahorro, pero supone solo una pequeña parte de lo que gastamos en energía. El Gobierno no está tomando las medidas necesarias para reducir de verdad el gasto y las emisiones debidas a la energía”, denuncia Marina Bevacqua, responsable de Energía de Greenpeace.

Greenpeace asegura que en España no se está teniendo una política de eficiencia energética real, tal y como se puede comprobar en la factura de la luz, donde el término fijo (el llamado término de potencia) se ha duplicado en solo dos años, pasando de cerca del 30% al 60% de lo que paga el consumidor en cada recibo de la luz. De esta manera, el esfuerzo ciudadano en ahorrar energía tiene un impacto cada vez menor en su ahorro económico.

Como respuesta, Greenpeace invita a los consumidores a ahorrar en la factura de la luz bajando la potencia contratada con su compañía eléctrica para adaptarla a las necesidades de cada hogar. Para ello pueden consultar la página web www.bajatelapotencia.org, una campaña en la que ya han participado más de diez mil personas.

“El Gobierno no solo no implanta medidas de eficiencia energética, sino que fomenta un gasto mayor en la luz y con ello, un crecimiento de las emisiones perjudiciales para la lucha contra el cambio climático. A este ritmo, España no va a cumplir con los objetivos europeos para 2020”, lamenta Bevacqua.

La Unión Europea ha establecido unos objetivos no vinculantes a los Estados miembros para alcanzar un ahorro de energía mediante medidas de eficiencia del 20% para el año 2020. España no está implantando las medidas necesarias para alcanzar esa cifra. Este mismo jueves el Gobierno español recibió una llamada de atención por no cumplir la Directiva de Energías Renovables (2009/28/EC), lo que pone en evidencia que las energías renovables y la eficiencia no son claves en el modelo energético del Gobierno.

(1)   Según datos del IDAE, el cambio de hora supone un ahorro de un 5% del consumo en iluminación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de