"En referencia al compromiso trinacional reflejado en la iniciativa Corredor Biológico en el Caribe, quisiera destacar dos palabras clave que definen nuestra voluntad: continuidad e Integración", destacó Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, en su discurso de inauguración de la IV Reunión del Comité Ministerial Trinacional de Seguimiento del Corredor Biológico en el Caribe. La reunión fue organizada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, en coordinación con la Oficina Trinacional del Proyecto del Corredor Biológico en el Caribe, y con las autoridades provinciales y locales de Santiago de Cuba.

El encuentro se celebró en Santiago de Cuba, Cuba, tras dos días de intensa revisión, por parte el Grupo Técnico Asesor, de los progresos y retos del Proyecto de delimitación y establecimiento del Corredor Biológico en el Caribe (CBC PNUMA/UE), financiado por la Unión Europea (UE) y facilitado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

En el evento participaron Elba Rosa Pérez Montoya, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba; Daneris Santana, viceministro de Medio Ambiente de la República Dominicana y Jean François Thomas, ministro de Medio Ambiente de Haití. Además, asistieron los equipos técnicos de cada Ministerio, representantes de la Unión Europea, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y de organizaciones no gubernamentales como Agro Acción Alemana, Grupo Jaragua y World Wildlife Fund, entre otros.

Durante la reunión, los tres países compartieron los avances de los últimos ocho meses, un periodo en el que la actividad del proyecto ha sido muy intensa y las acciones emprendidas han dado resultados significativos: diversos talleres de formación, una base de datos accesible al público con más de 3.000 entradas, una página web completa del proyecto, la identificación y caracterización de las amenazas a las zonas núcleo, o la definición de siete de los diez proyectos piloto que se ejecutarán en las comunidades de la zona del Corredor Biológico en el Caribe, entre otros.

Además, se tomaron decisiones de vital importancia, entre las que destacan la aprobación de los proyectos para los sitios piloto seleccionados en los tres países, así como la renovación del compromiso hacia la integración del trabajo de los países en favor de la protección de las áreas protegidas en el Caribe.
 
¿Por qué es tan importante un proyecto regional de protección y rehabilitación del medio ambiente?

¨La naturaleza no entiende de fronteras¨, afirmó Nicasio Viña, especialista cubano y director técnico del proyecto CBC PNUMA/UE, quien añadió que "los ecosistemas entienden de climas y de suelos; y las aves migratorias entienden de climas y de espacios propicios para reposar o reproducirse en sus viajes, sin tener en cuenta qué país recorren o visitan". "Un enfoque regional es imprescindible para conservar de manera eficaz nuestro entorno, que además es vital para nuestra propia supervivencia", resaltó Viña.

Los seres humanos somos parte de la biodiversidad que nos rodea. Los alimentos y las medicinas que tomamos, así como el aire que respiramos, provienen y se generan a través de la naturaleza. Para el Proyecto CBC PNUMA/UE es esencial unir esfuerzos, y compartir conocimientos, herramientas y acciones para proteger la inmensa riqueza  natural que existe en el Caribe.

En este sentido, la alianza de conservación "Corredor Biológico en el Caribe", impulsada por Cuba, Haití y la República Dominicana, es un ejemplo de trabajo conjunto en la región de América Latina y el Caribe, una iniciativa regional que nació hace cinco años con el objetivo de proteger y rehabilitar la riqueza natural del Caribe insular y de aliviar la pobreza de las comunidades que habitan la región.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de