Curiosidades que no sabías sobre los perros

Los perros han acompañado al ser humano desde hace al menos 15.000 años y, según una investigación de la Universidad de Linköping (Suecia) el origen de esta amistad con las habilidades sociales que conlleva, tienen una base genética. Los expertos identificaron cinco genes relacionados que en el ser humano están vinculados a trastornos del comportamiento, como el autismo o la esquizofrenia.

Un estudio de la Universidad de Lincoln (Reino Unido) y de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) demostró que los perros son capaces de interpretar nuestros estados de ánimo, pues durante el experimento con 17 perros, no tuvieron tiempo de familiarizarse con los humanos elegidos, sino que respondieron a una asociación de señales emocionales sin este factor condicionante. Es una habilidad del propio del animal, probablemente motivada por la larga relación con los seres humanos desde hace siglos.

Según un estudio de la Universidad de British Columbia en Vancouver (Canadá), los perros son capaces de distinguir más de 160 palabras, algunos incluso hasta 200. También son capaces de reconocer las señales. La raza canina más inteligente es sin duda la del Border collie (origen Escocia, Inglaterra). Además, los perros pueden la entonación de la voz humana a través de las regiones del cerebro similares a las nuestras.

El vínculo entre un perro y su dueño es similar al de una madre con su hijo. Así lo determinó un equipo de científicos del departamento de Ciencia Animal y Biotecnología de la Universidad Azabu (Japón). El estudio, publicado en la revista Science, demostró que la hormona del amor (oxitocina) es la que ha creado una conexión tan fuerte como la que se crea a nivel biológico entre padres e hijos.

Los perros son los únicos mamíferos en el mundo que sufren un cáncer transmisible (junto con el demonio de Tasmania). El cáncer que sufren los perros se contagia durante el apareamiento y una de sus consecuencias pasa por la deformación de los genitales. Este tumor puede afectar a perros de todo el mundo y gracias a un estudio genético los científicos descubrieron que la velocidad y la distancia con la que se expandió este cáncer sugiere que los perros viajaban por mar habitualmente junto con los humanos.

A pesar de que los perros generalmente parecen seres alegres, felices y despreocupados, un estudio publicado en la revista Current Biology concluyó que algunos perros son pesimistas por naturaleza (y otros tienen un temperamento mucho más jovial, por supuesto). Así pues, los perros pueden ser pesimistas. Sus reacciones: se preocupan, ladran, se portan mal, gimotean , deambulan… temiendo haber sido abandonados cuando los dejamos solos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de