Ecologistas en Acción denuncia los altos niveles de contaminación por ozono en toda la región, incluida la capital. Una vez terminada la inestabilidad atmosférica que nos ha dado, literalmente, un respiro, vuelven los niveles altos de contaminación sin que ni el Ayuntamiento ni la Comunidad de Madrid tomen medidas para evitarlo.

A media tarde del sábado 21, primer día del verano, el panorama en toda la región era muy malo: 15 de las 23 estaciones de la Red Autonómica de medición de la contaminación superaron a las 5 de la tarde el Umbral de Protección a la Salud (120 µg/m3) según los datos oficiales de la citada Red. Si bien no se había alcanzado el Umbral de Aviso a la Población (180 µg/m3 en una hora), la estación de Collado Villalba registra a esa misma hora un nivel de 170 µg/m3.

Asimismo la situación en la capital era muy mala. No es habitual que en la capital se den estos niveles tan altos de ozono, ya que es un fenómeno más frecuente en la periferia de la capital –como se explica más abajo–. También la mayor parte de las estaciones superaban el nivel de 120 µg/m3. Como nota significativa la estación de Casa de Campo registraba 158 µg/m3 a las 5 de la tarde.

El ozono se forma a partir de las emisiones de NO2 de los automóviles, tras una reacción fotoquímica en la que hace falta una importante insolación. Paradójicamente, una vez formado el ozono, el propio NO2 lo destruye, por lo que los niveles más altos de ozono se dan en aquellos lugares donde llegan las brisas cargadas de contaminantes procedentes de las áreas con más tráfico. Por ello, la situación más típica es que los mayores niveles de ozono se den alejados de la capital, muchas veces en poblaciones de la Sierra donde la gente piensa que el aire es más sano.

Ecologistas en Acción reitera la inoperancia de las administraciones responsables de la calidad del aire en la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de la capital y la Consejería de Medio Ambiente, una contaminación que afecta a la salud de los 6 millones de habitantes de la región. En este sentido, el Plan de Carreteras 2007-2011 es la peor estrategia posible para combatir una situación que sólo tiene una solución: reducir el tráfico de automóviles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de