Nuevo Plan Nacional de Calidad del Aire
urban smog caused by cars

 

Los objetivos generales del Plan Aire II son garantizar el cumplimiento de la legislación en materia de calidad del aire en todos los ámbitos (nacional, europeo e internacional); reducir los niveles de emisión a la atmósfera de los contaminantes con mayor impacto sobre la salud y los ecosistemas; mejorar la información disponible en materia de calidad del aire y así fomentar la concienciación de la ciudadanía; y abordar la problemática de las superaciones del valor objetivo de ozono troposférico para la protección de la salud.

El Plan Aire II aborda estrategias interministeriales, competencia de la Administración General del Estado, para lograr esta mejora de la calidad del aire en nuestro país, con medidas que vienen a complementar los planes de actuación aprobados por las comunidades autónomas o entidades locales, las competentes en el control y la gestión de la calidad del aire en España, explica el Gobierno en un comunicado.

El documento comprende un total de 52 medidas, agrupadas en ocho ámbitos: información, fiscalidad ambiental, movilidad, investigación, agricultura y ganadería, sector residencial, sector industrial y transporte, cuyo presupuesto total asciende a los 276 millones de euros.

Eficiencia en edificios

Entre las principales medidas destacan:

  • En el sector residencial, la puesta en marcha de incentivos económicos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, con un presupuesto de 200 millones de euros.
  • En el sector del transporte, el establecimiento de ayudas que permitan la renovación del parque automovilístico actual y el fomento de los vehículos de energías alternativas y menos contaminantes, con un presupuesto de 50 millones de euros
  • O el establecimiento de un programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en el sector ferroviario, con un presupuesto de 13 millones de euros.

De las 52 medidas previstas en el Plan, 15 son responsabilidad del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Entre ellas destacan la adopción de un índice de calidad del aire a nivel nacional, homogéneo y comprensible, que elaborará el Ministerio de forma consensuada con las administraciones competentes en materia de calidad del aire (comunidades autónomas y entidades locales) para mejorar la información sobre la calidad del aire, prosigue el comunicado.

También se elaborará un protocolo marco en casos de episodios de alta contaminación para compartir índices y escenarios con las administraciones competentes (CCAA y algunas entidades locales), un marco general común para una mejor comprensión de todos los españoles cuando se produzcan sucesos de contaminación atmosférica, independientemente del lugar del país en el que se produzcan.

Además, para mejorar el acceso del público a la información de calidad del aire, se desarrollará una aplicación para dispositivos móviles que permita la difusión en tiempo real de datos de calidad del aire almacenados en la Base de Datos de Calidad del Aire del Ministerio.