"Nuestro objetivo es dar un giro copernicano en materia de cambio climático para reducir las emisiones en el ámbito interno y la compra de derechos a otros países, porque España ha sido en los últimos cinco años en el país que más derechos ha comprado, gastando algo más de 770 millones de euros, solo por detrás de Japón", ha indicado Ramos de Armas en el Senado, donde ha comparecido para dar cuenta de los PGE de su departamento.

Ante las críticas de algunos senadores de los grupos de la oposición que le han reprochado la reducción del presupuesto para 2012 en materia de medio ambiente, el secretario de Estado ha asegurado que existe un aparato administrativo "de sobra" para gestionarlo adecuadamente, dadas las competencias que tienen las comunidades autónomas al respecto. "La situación económica es la que es", ha añadido.

Asimismo, ha señalado que aunque se reducen las partidas en áreas como la protección del medio ambiente o los parques nacionales, también ha indicado que "no sólo es cuestión de recursos, sino de eficacia, coordinación, legislación y eficiencia". También ha alertado sobre el "desorden jurídico" que se ha encontrado al llegar a la Secretaría Estado de Medio Ambiente del Ministerio, que, a su juicio, "admite mucha mejora y optimización".

Ramos de Armas ha avisado de que, en materia de aguas, el Gobierno "va a mirar con lupa" las adjudicaciones y ha asegurado que se van a acabar los modificados por encima del 100% del precio por el que fue adjudicada la obra, tal y como se hizo en la Legislatura pasada. "La política de aguas no se puede improvisar", ha aseverado.

Medio ambiente, "una maría"

Por su parte, el portavoz del PSOE, Miguel Fidalgo, ha criticado la reducción "a la mitad" de los programas de lucha contra el cambio climático o el descenso del 30% a la protección del medio ambiente. "Esto no es consecuencia de la herencia, sino que es un recorte. Lo que quieren hacer es un ajuste medioambiental como en Educación y Sanidad", ha advertido el senador socialista.

El senador de la Entesa Catalana Rafel Bruguera ha indicado que a su grupo le "preocupa más" las políticas que los presupuestos y ha reprochado al secretario de Estado que la política medioambiental se han convertido para el Gobierno "popular" en una "asignatura maría". Bruguera ha trasladado a Ramos de Armas su temor a que la futura Ley de Costas que prepara el Ejecutivo permita la vuelta a la "especulación urbanística".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de