El área de Gobierno de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, a través de la Fundación Movilidad, propone la modalidad del coche compartido, también conocido como carpooling , como una de las soluciones para reducir el número de vehículos privados, la contaminación atmosférica y para ahorrar gastos en carburante.

Además, el que varias personas viajen juntos en un mismo coche abarata los costes para los usuarios, al compartir los gastos del combustibles, y genera beneficios para la ciudad como la reducción del consumo energético, de las emisiones, de la ocupación del viario y la disminución de la congestión, tal y como apunta la Fundación Movilidad.

El sistema de coche compartido se utiliza normalmente para lo que se conoce en inglés como "commuting", esto es, los desplazamientos diarios entre el hogar y el lugar de trabajo. En muchos países, desde hace tiempo funcionan sistemas más o menos organizados de coche compartido.

El funcionamiento más básico consiste en que comunidades de usuarios registran sus necesidades de desplazamiento señalando horarios, orígenes y destinos en una página web, así como si disponen o no de vehículo propio. De esta manera se identifican posibles usuarios con los que compartir un vehículo para trayectos similares.

Otra modalidad muy extendida es el car-sharing donde, a diferencia de la anterior modalidad, el vehículo lo facilita una tercera parte, generalmente una empresa u otra institución. Todas las fórmulas encuentran en Internet un aliado, ya que las comunidades de car-pooling se ponen en contacto a través de la web para gestionar en tiempo real las demandas y ofertas de desplazamientos.

Busvao.com

En Madrid funciona una plataforma con el nombre de Busvao.com para facilitar este modo sostenible de viajar entre los madrileños. Su uso es muy sencillo y basta registrar un correo de contacto y las direcciones de partida y destino, permitiendo señalar los horarios o cualquier otra indicación.

En la web están registrados ya unos 40 usuarios y una treintena de coches en Madrid capital y municipios de alrededor, así como 60 usuarios en toda la Comunidad, con unos 50 vehículos disponibles para compartir en el total de la región.

A la hora de apuntarse a esta iniciativa, conviene señalar aspectos como el horario, la edad, el tipo de vehículo y la tolerancia o no de humo en el coche, entre otros asuntos, para facilitar la elección de los posibles candidatos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de