La compresión del dióxido de carbono CO2 es una etapa necesaria en cualquier proceso de captura de carbono. En el congreso Internacional de Gases de Efecto Invernadero en Washington, se han presentado una nueva tecnología que optimiza el proceso de compresión para eliminar las impurezas en el gas y así hacer posible la captura del CO2. El Congreso organizado por el MIT en colaboración con el Programa de I+D del IEA de Gases Efecto Invernadero ha sido patrocinado por el Departamento de Energía del Gobierno Federal de los EE UU.

Vince White, investigador de Air Products, explicó que la tecnología Oxyfuel de Air Prodcuts puede reducir el coste de captura del CO2 en la generación de energía eléctrica, así como la reducción de impurezas a un nivel aceptable para el almacenamiento bajo tierra del carbono capturado. Durante su intervención, White describió el proceso patentado de Air Products de compresión del gas ácido. Este proceso consiste en una compresión por etapas que optimiza la presión, el enfriamiento y el tiempo de residencia para que tenga lugar la eliminación de impurezas, incluyendo el dióxido de azufre, los óxidos de nitrógeno, mercurio y otros metales pesados del CO2 de la combustión en las diversas etapas. Esto permite reducir los costes en la combustión Oxyfuel y minimizar el contenido de estos componentes en el CO2 capturado.

Aún en fase de experimentación

La tecnología de comprensión Oxyfuel de Air Products se ha demostrado experimentalmente por el Imperial College de Londres utilizando el gas de combustión de una caldera de combustión de carbón de 160kW del Centro de Investigación de Doosan Babcock, ubicado en Renfrew, Escocia. Este trabajo forma parte del proyecto denominado Oxycoal-UK. White presentó los resultados de este proyecto a los asistentes del Congreso como parte de una ponencia titulada “Purificación del CO2 procedente de oxicombustión del carbón” de la cual es co-autor junto con Laura Torrente Murciano y David Chadwick, ambos del Departamento de Ingeniería Química del Imperial College, además de David Sturgeon de Doosan Babcock Energy Limited.

Los datos experimentales recogidos por el Imperial College verifican el fundamento técnico de esta tecnología, la cual, combinada con los hallazgos de que el nitrógeno, argón y oxígeno se pueden eliminar fácilmente, demuestran que en la captura CO2 procedente de la oxicombustión se pueden eliminar múltiples impurezas de forma técnicamente razonable. Esto es fundamental para que el CO2 capturado se pueda almacenar. Asimismo, los datos demuestran que la eliminación de las impurezas se puede hacer en la compresión sin necesidad de añadir la unidad de desulfuración y de eliminación de óxidos de nitrógeno, que son caras y complicadas. “La capacidad para conseguir esto a los menores costes posibles es un estímulo para aquellas industrias que tienen grandes emisiones de CO2”, afirma White.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de