Imagen: Nube de polvo proveniente de África

Por F.T

redaccion@ambientum.com

Según investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Granda, cada año llegan a Europa millones de bacterias suspendidas en partículas de polvo y arena, provenientes de África que son transportadas por el viento.

Este acontecimiento se produce de forma natural desde hace cientos de años, pero con las modificaciones atmosféricas y climatológicas producidas por el cambio climático, son cada vez mayor el número de patógenos que nos visitan desde el continente africano.

La mayoría de estas bacterias quedan en estado latente, pero algunas son capaces de desarrollarse en nuestro continente, especialmente en España, donde pueden llegar a colonizar los ecosistemas.

Expertos hablan del tema

Para estudiar esta afección, un grupo de investigadores de CSIC de Gerona dirigido por Emilio Ortega Casamayor, analizó las bacterias presentes en el agua de los lagos del observatorio Limnológico de Pirineos, ubicado en el Parque Nacional de AigüesTortes, en Lérida, comparándolas con las encontradas en muestras de polvo recogidas en el desierto de Mauritania, lugar donde suelen comenzar las tormentas de polvo que llegan a Europa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de