Los vuelos intracomunitarios seguirán pagando el impuesto correspondiente.

No obstante, Hedegaard ha advertido de que si no hay pacto internacional para la próxima asamblea de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), prevista en otoño de 2013, "volveremos automáticamente a donde estamos ahora", es decir, a la aplicación unilateral de la tasa por parte de la UE a las aerolíneas extranjeras.

La decisión de Bruselas, que todavía debe lograr el respaldo formal de los Gobiernos y de la Eurocámara, se produce después de que un grupo de 29 países -entre los que estaban Estados Unidos, China e India- exigieran a la UE que suspenda su legislación. Además, Washington ha amenazado con prohibir a sus aerolíneas pagar, mientras que las compañías chinas e indias ya incumplen la norma europea.

La comisaria de Acción por el Clima ha justificado la paralización de la tasa por los "avances" en los últimos meses en la OACI "que indican que cada vez más países entienden por qué debemos intentar lograr un marco internacional sobre estas cuestiones".

Hedegaard ha resaltado además que la reelección de Barack Obama como presidente de EEUU facilita el acuerdo internacional.