El objetivo de esta medida, propuesta por la Comisión el pasado noviembre, es facilitar las negociaciones en el seno de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para un acuerdo mundial sobre reducción de las emisiones de los aviones.

El Parlamento ve posible un acuerdo en la reunión de la OACI de septiembre de 2013. La tasa seguirá aplicándose a los vuelos intracomunitarios. La decisión todavía debe ser respaldada por el pleno de la Eurocámara en abril.

Esta medida se adopta después de que un grupo de 29 países -entre los que estaban Estados Unidos, China e India- exigieran a la UE que suspenda su legislación. Además, Washington ha amenazado con prohibir a sus aerolíneas pagar, mientras que las compañías chinas e indias ya incumplían la norma europea.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de