La Eurocámara ha dado luz verde a una nueva legislación que endurece los requisitos medioambientales y de seguridad impuestos a motocicletas, ciclomotores, scooters, quads y todoterrenos. Estos vehículos representan solo un 2% del tráfico rodado pero protagonizan el 16% de los accidentes mortales en las carreteras europeas. La norma entrará en vigor el 1 de enero de 2016 y solo se aplicará a los vehículos fabricados a partir de entonces.

La nueva legislación, aprobada por el pleno con 643 votos a favor, 16 en contra y 18 abstenciones, ha sido acordada por el PE y el Consejo y ahora tendrá que recibir la aprobación formal de los Estados miembros.

"Por supuesto que una conducción segura depende en gran medida de la responsabilidad del piloto, pero todavía hay margen para que sea más segura y limpia", declaró el responsable de esta legislación en el PE, el eurodiputado holandés Wim van de Camp (PPE).

Reducción de emisiones

A propuesta de la Eurocámara, las motocicletas tendrán que cumplir los estándares Euro 4 de emisiones de gases contaminantes a partir de 2016 y los ciclomotores a partir de 2017. A partir de 2020, los estándares Euro 5 se aplicarán a todos los vehículos de dos y tres ruedas.

Por otra parte, los fabricantes estarán obligados a introducir gradualmente sistemas de diagnóstico a bordo (DAB), que permiten identificar los fallos de funcionamiento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de