Esta mejora de la calidad de la electricidad (pasando de calificación C a una B) es fruto de la mayor y mejor integración de las energías renovables en la red. Esto se debe a las fuertes lluvias y al exceso de viento de 2010, que han incrementado de forma considerable la hidráulica, la eólica, así como el resto de las energías renovables.

En cambio, ha aumentado durante varios meses de 2010 la contribución del contaminante carbón autóctono al resto de fuentes generadoras de electricidad. Como consecuencia, se ha producido una punta peligrosa de emisiones de CO2 por esta fuente de combustibles fósiles, desde abril a septiembre de 2010. No obstante, en el conjunto del año ha habido una disminución general respecto a 2009.

También se ha incrementado la producción nuclear, con el consiguiente aumento de la cantidad de residuos radiactivos de alta, baja y media actividad, disminuyendo la calidad ambiental a la calificación D, respecto a 2009 (calidad C).

Asimismo, aunque la demanda en 2010 ha aumentado en un 2,54% respecto al año anterior, ha sido cubierta en su mayor parte por renovables, notándose un descenso importante de la contribución de los ciclos combinados de gas, que en 2010 han reducido sus horas de funcionamiento, a consecuencia de la disminución del consumo industrial. Mientras que en 2009 los ciclos combinados aportaron el 29,0% al mix eléctrico, en 2010 han aportado solo el 23,2%.

Acción CO2

Hace tres años nació la iniciativa Acción CO2 de la mano de Fundación Entorno-BCSD España, formado por 22 empresas españolas con un objetivo común: reducir las emisiones de CO2 y promover un cambio cultural en la sociedad.

Hoy, Acción CO2 ha superado su objetivo inicial en un 48 por ciento, evitando la emisión de 36.146 toneladas de CO2 a la atmósfera, gracias a las más de 120 medidas implantadas en iluminación, climatización, movilidad, uso de equipos ofimáticos o autoconsumo de renovables. Las más significativas pueden ser consultadas en un especial que recoge 47 medidas que las empresas participantes han llevado a cabo para conseguir reducir sus emisiones.

"Sin duda, este éxito que hemos conseguido en estos tres años se debe a la firme apuesta que nuestras empresas han hecho por la eficiencia energética (Acciona, Bancaja Hábitat, Campofrío, Cemex, Elcogas, ENCE, Endesa, Ericsson, Financiera y Minera, Gamesa, Gas Natural Fenosa, IBM, Indra, Metro de Madrid, OHL, Orange, Red Eléctrica, Sol Meliá, Solvay, Sonae Sierra, Grupo SOS y Unitronics)", resalta la Directora Gerente de Fundación Entorno-BCSD España, Cristina García-Orcoyen.

La cultura de cambio también forma parte de la esencia de Acción CO2. En este sentido, las diferentes campañas de concienciación ciudadana puestas en marcha por las entidades participantes han conseguido sensibilizar a cerca de 194.000 empleados y comprometer a más de 3.300 trabajadores para que implanten medidas de ahorro y eficiencia energética en sus hogares.

Este compromiso ciudadano permitiría evitar la emisión de más de 2.520 toneladas de CO2 al año (equivalente a las emisiones de 502 familias medias españolas), además de suponer un ahorro que rondaría los 145 de euros anuales por familia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de