España se sitúa por encima del promedio mundial en la reducción de emisiones de CO2

España se sitúa por encima del promedio mundial en la reducción de emisiones de CO2

Este promedio, de un 2,6%, es una cifra todavía muy insuficiente ya que se necesitaría una tasa anual de descarbonización del 6,3% para cumplir el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los grados recogido en el Acuerdo de París. Los países que han registrado mejores resultados en 2016 son Reino Unido, China, México y Australia.

Según el informe, la economía española es una de las que más han reducido su intensidad energética. No sólo en 2016, también en lo que va de siglo su tasa de reducción de emisiones -un 2,4%- se sitúa por encima del promedio mundial que fue del 1,4%.

Reducción de emisiones

En términos absolutos de emisiones España también está entre los países menos carbonizados, como consecuencia, sobre todo, del aumento de la proporción de las energías renovables en el mix energético nacional, explica PwC en un comunicado en que afirma que, de cara al futuro, la economía española deberá centrar sus esfuerzos en conseguir una tasa de reducción anual media del 3,2% para 2030.

Precisamente el pasado jueves, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Isabel García Tejerina, ha puesto en valor, junto con otros países del Mediterráneo, las iniciativas que desde España se están poniendo en marcha para impulsar la acción climática a través de colaboraciones público-privadas.

Plataforma Española de Acción Climática

En un evento celebrado en la Cumbre del Clima de Bonn (COP23) García Tejerina ha destacado el trabajo del Grupo Español de Crecimiento Verde, la iniciativa Comunidad Por el Clima o la futura Plataforma Española de Acción Climática, de las que ha dicho “son claros ejemplos de cómo las nuevas alianzas público-privadas son fundamentales para catalizar y acelerar la lucha contra el cambio climático”.

El lanzamiento de esta Plataforma busca fomentar la participación y alineamiento de las estrategias climáticas de las empresas con las acciones gubernamentales a través de un marco de cooperación. Según ha destacado la ministra, se trata de “un marco de colaboración público-privado que queremos sirva como catalizador de la acción climática y de escaparate para contagiar la acción por el clima a nivel nacional y poder así contribuir como país a la Agenda Global de Acción Climática”.

En esta línea, en el XII Congreso de Periodismo Ambiental, que se ha celebrado también entre el 15 y el 16 de noviembre en el Oceanogràfic de Valencia, se ha hecho un llamamiento para que el cambio climático se introduzca en la agenda política, con la reflexión de que el medio ambiente importa más a la sociedad de lo que se cree.

En el evento, organizado por la Asociación de Periodistas de Información Ambiental, APIA, se dedicó una sesión al “Estado de las políticas de cambio climático”, que ha estado protagonizada por las cuestiones relacionadas con la Ley de Transición Energética y Cambio Climático que está preparando el Gobierno de España. Los expertos de la mesa señalaron que la nueva normativa debe “señalar qué tienen que hacer las empresas” para contribuir a mitigar el cambio climático; además de contemplar un organismo externo que haga seguimiento de las políticas que se implanten; y, sobre todo, dejar clara la “gobernanza climática”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de