¿El teletrabajo puede reducir el tráfico?

El 70% de la población europea vive en ciudades, los núcleos de población que sustentan la economía de los países. Sin embargo, para hacer frente a un desarrollo sostenible las ciudades se enfrentan a problemas como la accidentalidad, la exclusión social, la contaminación, el cambio climático, el alto consumo energético, los atascos o la dispersión urbana. Favorecer la movilidad urbana es clave para resolver muchos de estos problemas y por ello, ciertas medidas de transporte y usos del suelo pueden contribuir a mejorar ciertos problemas y lograr los grandes retos urbanos.

Partiendo de esta idea, un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha analizado el impacto futuro que podrían tener en la Comunidad de Madrid tres medidas muy diferentes de gestión de los espacios y el trasporte: el teletrabajo, el peaje urbano y la re-densificación.

Para estudiar el impacto de dichas políticas, los expertos del Centro de Investigación del Transporte TRANSyT, de la UPM, utilizaron el modelo de transporte y usos del suelo MARS. Con este sistema crearon una predicción de las consecuencias que tendrían dichas medidas si se aplicasen entre los años 2015 y 2031.

“La implementación del modelo se lleva a cabo mediante el diseño de cuatro escenarios políticos, uno por cada medida y un escenario base en el que se supone que no se lleva a cabo ninguna acción en particular”, explica Andrea Alonso, estudiante de doctorado de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos  de la UPM y autora de este trabajo dirigido por el profesor Andres Monzón.

Para simular la implementación en Madrid del peaje urbano, los investigadores tomaron como modelo el peaje cordón implementado en Estocolmo, complementándolo con una ampliación de los servicios de transporte público. La zona que los expertos consideraron  afectada por el peaje fue el interior de la M-30.

En el caso del teletrabajo, otra de las medidas estudiadas, el equipo de la UPM, estimó que la puesta en marcha gradual de esta práctica hasta 2031 disminuiría en un 10% los viajes al trabajo. Para la política de re-densificación, se simuló la renovación de ciertas zonas degradadas dentro de la ciudad de Madrid, a través de operaciones similares a la de Madrid Río y con similares efectos, con el objetivo de mejorar la calidad de ciertas zonas centrales, y suavizar la pérdida de población que están teniendo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de