Las principales conclusiones que recoge el estudio, elaborado en base a datos oficiales, son:

  • Madrid vuelve a rebasar los valores límite legales para la protección de la salud humana establecidos para el dióxido de nitrógeno (NO2). Al menos 11 de las 24 estaciones que miden este contaminante superaron el límite.
  • Se sobrepasaron también los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para partículas en suspensión. Esto ocurre a pesar de que se mantiene la tendencia a la baja del tráfico, motivada por la crisis, y de unas condiciones meteorológicas relativamente favorables.
  • El Ayuntamiento solicitó una prórroga de cinco años para el cumplimiento de la normativa de calidad del aire ante la Comisión Europea. Si se aprueba, la Unión Europea daría permiso para que Madrid siga vulnerando los límites de contaminación hasta el año 2015.
  • El nuevo Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015, fue aprobado con mucho retraso y como formalidad para la solicitud de la prórroga. Antes incluso de su aprobación, ya se anunció el aplazamiento de algunas medidas por falta de presupuesto. Esto pone en cuestión la voluntad real del Gobierno municipal de cumplir con su propio plan.

Un año más, la calidad del aire de la capital sigue sin cumplir los valores límite marcados por la legislación europea y recomendados por la OMS.

El valor límite anual para la protección de la salud humana en el caso del NO2 está fijado en 40 microgramos/metro cúbico (µg/m3). En la ciudad de Madrid, se superó el límite en 11 de las 24 estaciones que miden este contaminante. En cuanto al valor límite horario de NO2 (200 µg/m3), no debe superarse más de 18 horas al año. Ese límite se rebasó en 3 estaciones de medición: Barrio del Pilar (52 superaciones), Fernández Ladreda (48) y Ramón y Cajal (22).

En cuanto a las partículas en suspensión, no se produjeron vulneraciones de los valores límite legales establecidos por la UE. Pero dichos límites son considerablemente más laxos que los recomendados por la OMS. Sí se consideran estos últimos valores como referencia, se observa que 10 de las 12 estaciones que miden contaminación por PM10, así como las 6 estaciones que miden contaminación por PM2.5, superan los valores recomendados por la OMS para una adecuada protección de la salud humana.

En junio de 2012, se formalizó la petición de una prorroga de cinco años para el cumplimiento de los límites legales de contaminación por NO2 ante la Comisión Europea. La pretensión es contar con un nuevo plazo, que podría llegar hasta el final de 2015, para poder seguir excediendo los límites legales de contaminación por NO2 sin consecuencias legales, es decir sin multas.

Previamente, en abril, el Ayuntamiento puso en marcha el nuevo Plan de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid 2011-2015 (16 meses después de finalizada la vigencia del plan anterior). Un requisito necesario para la solicitud de prórroga, que se aprobó con muchos peros. La peatonalización de calles céntricas de la capital o varias medidas de promoción de la bicicleta, incluidas en el plan, quedaron aplazadas por falta de presupuesto, antes incluso de que se aprobara el plan.

La calidad del aire de la ciudad Madrid se encuentra a merced de la evolución de la crisis y las condiciones meteorológicas. Para Ecologistas en Acción, cualquier intento serio de reducir los niveles de contaminación pasa por medidas decididas que disminuyan el uso del automóvil en la ciudad, como se viene haciendo desde hace años en otras capitales europeas. Hasta entonces, la práctica totalidad de la población de la ciudad de Madrid respira un aire perjudicial para la salud.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de