Fotografía: © Isaac Fernández Galisteo – www.naturalezavision.net

Hoy, 23 de marzo, se celebra el Día Meteorológico Mundial para conmemorar la firma, en 1950, del convenio de creación de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), como organismo de Naciones Unidas para asegurar la cooperación internacional en materia meteorológica.

El lema para este año 2020 es “Cuenta cada gota, cada gota cuenta”, que refleja el propósito central de la OMM, además del papel esencial que juegan los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales en la vigilancia del sistema Tierra.

Su objetivo es proporcionar predicciones meteorológicas diarias y asesorar a los encargados de formular políticas acerca de la variabilidad del clima y el cambio climático. De esta forma, la comunidad de la OMM apoya acciones encaminadas a proteger vidas y bienes de las condiciones meteorológicas extremas y a fomentar la resiliencia climática a largo plazo.

Día Meteorológico Mundial

Según Petteri Taalas, Secretario General de la OMM, dice:

El agua dulce es indispensable para la vida. De media, un ser humano no puede vivir más de tres días sin ella. El agua es fundamental para la producción de alimentos y de casi todos nuestros bienes y servicios, sin olvidar su trascendencia para el medio ambiente. El estrés hídrico, las crecidas y las sequías, así como la falta de acceso a fuentes de agua limpia, entrañan cada vez más retos a los que el mundo debe hacer frente. La mejora de los pronósticos, la vigilancia y la gestión del suministro de agua es una cuestión acuciante, y es perentorio abordar los problemas que conlleva el exceso, la escasez o la excesiva contaminación del agua”.

“Así pues, el tema del Día Meteorológico Mundial y del Día Mundial del Agua de 2020 es el mismo: el clima y el agua. Este año se quiere poner el acento en una gestión más coordinada y sostenible del clima y el agua, porque ambos elementos están íntimamente ligados. Los dos constituyen la esencia de los objetivos mundiales en cuanto a desarrollo sostenible, cambio climático y reducción de riesgos de desastre. En estrecha colaboración con ONU-Agua y otros asociados clave de las Naciones Unidas, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) trabajará para fomentar el cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6, centrado en el agua limpia y el saneamiento, y agilizar su consecución. El agua es uno de los bienes más preciados del siglo XXI. Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales desempeñarán una función capital en las medidas adoptadas para “contar cada gota, porque cada gota cuenta”.

Nubes lenticulares

Como fotógrafo de naturaleza, uno de los fenómenos meteorológicos más espectaculares que he podido plasmar en imágenes fueron las nubes lenticulares que se formaron en torno la monte Fitz Roy en la Patagonia argentina. Fue debido a un viento fuerte que se desplazó hacia la cordillera montañosa y a una inversión térmica a unos 5 kilómetros de altura que comenzó cerca de la cima.

Enlaces relacionados que te pueden interesar

Fuente: Isaac Fernández Galisteo – Técnico de Medio Ambiente de Ambientum,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de