Fotografía: © Isaac Fernández Galisteo – www.naturalezavision.net (Antártida)

Hoy, 16 de septiembre, se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono. Fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 19 de diciembre de 1994, en su Resolución 49/114.

Se trata de una conmemoración por el Convenio de Viena sobre la protección de la capa de ozono de 1985. Posteriormente, en 1987, se tradujo en la redacción del Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono.

Lema del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

El lema de este año es “32 años de recuperación”, con el que se pretende celebrar más de tres décadas de cooperación internacional en la lucha por proteger la capa de ozono y el clima. Además, se recuerda que sigue siendo conveniente mantener y acelerar esta recuperación para no comprometer las generaciones futuras de las especies de nuestro planeta.

El uso y emisión de gases refrigerantes, concretamente de los hidroclorofluorocarburos (HCFC) y los clorofluorocarbonos (CFC), son los principales responsables del agotamiento de la capa de ozono y que ha provocado una mayor exposición de los seres vivos del planeta a la perjudicial radiación ultravioleta proveniente del sol.

Paulatinamente, el uso de estos gases ha ido disminuyendo, lo que está provocando la regeneración de la capa de ozono.

Por otra parte, se siguen empleando los gases refrigerantes hidrofluorocarbonos (HFC), que, si bien no amenazan la capa de ozono, sí que contribuyen al efecto invernadero y por tanto a un potencial calentamiento global de la Tierra.

Recientemente, el 1 de enero de 2019, entró en vigor la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, en la cual se impulsa el esfuerzo de la cooperación internacional para reducir dichos gases de efecto invernadero.

Mis viajes

A lo largo de mis viajes por las regiones de la Patagonia argentina y la Patagonia chilena, y, sobre todo en la Antártida, he podido comprobar y documentar en primera persona los efectos producidos y que se están produciendo en la actualidad por el calentamiento global, materializándose en el derretimiento del hielo que se produce cada vez a mayor velocidad, sin olvidar la desertificación global del Planeta que provoca dicho calentamiento.

¡Por una total recuperación de la capa de ozono con el esfuerzo de todos!

Enlaces relacionados que te pueden interesar

Fuente: Isaac Fernández Galisteo – Técnico de Medio Ambiente de Ambientum,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de