Por tercer año consecutivo, no se han superado en todo el territorio ninguno de los valores límite para la protección de la salud, ni de protección a la vegetación y ecosistemas en ninguna de las estaciones de la red de estaciones de control.

Esto significa también que tampoco se ha producido superación de los umbrales de alerta para el dióxido de azufre (SO2) y el dióxido de nitrógeno (NO2). El ozono tampoco ha registrado ninguna superación del umbral de información a la población. Durante el año 2010, se ha completado la reordenación de la Red de Control de Calidad del Aire para adaptarla a las nuevas exigencias de vigilancia que impone la Directiva 2008/50/CE.

 3,5 millones de euros en equipos

Para el ejercicio 2010, por tanto, la evaluación se va realizar sobre la nueva zonificación desarrollada por la Consejería y aprobada por el Consejo Asesor de Medio Ambiente. En los resultados preliminares de la evaluación, se observa que no se ha producido ninguna superación de los valores límite para ningún contaminante en todas las zonas atmosféricas de evaluación.

Además, en 2010 se ha implantado un sistema de calidad, basado en la norma ISO 9001:2008, el cual ha sido auditado a finales de diciembre, con un informe favorable, que deberá ser ratificado en la próxima reunión del Comité de Calidad.

Los buenos resultados se han logrado, por un lado, gracias a una labor administrativa de limitación de emisiones mediante el otorgamiento de autorizaciones ambientales a las más de 600 instalaciones de Castilla y León potencialmente más contaminantes y a un amplio programa de inversión en el control con un presupuesto de 3,5 millones de euros en renovación de equipos de la Red de Control de la Calidad del Aire de Castilla y León y en la realización de estudios que permiten dar respuesta a los problemas que este control precisa. Para esta tarea en 2011 se ha destinado una dotación de 800.000 euros.
 

Todo bajo control 

El SO2, el monóxido de carbono (CO), así como el benceno, registran valores muy por debajo de los valores legales, llegando en algunos casos a estar por debajo de los valores de detección de los analizadores. Algo parecido ocurre con el plomo (Pb), cuyos valores medios se encuentran entre los umbrales de evaluación superior e inferior, no superando en ninguna ocasión el valor límite.

En cuanto a las partículas PM10, aunque todavía se esta a la confirmación definitiva de los episodios de intrusión de partículas de origen natural y realizar los oportunos descuentos, es posible adelantar que aun sin realizarlos, no se ha registrado ninguna superación tanto del valor límite horario así como del valor límite anual. Para las partículas PM2,5, este es el primer año que ha entrado en vigor el valor límite anual de 25µg/m3, situándose los valores obtenidos por nuestros analizadores entre 10-15µg/m3 como media aproximada en todos los emplazamientos de medida.

Relativo a los óxidos de nitrógeno, también este es el primer año que entran en vigor, los nuevos valores límite, mucho más restrictivos que los recogidos en el Real Decreto 717/1986. De cualquier forma en ningún emplazamiento tampoco se han superado esos valores límites actualizados.

En cuanto al ozono, este contaminante no ha superado durante todo el año, el valor de 180µg/m3, valor límite de información a la población. Tampoco se ha superado el valor objetivo para 2010 de protección a la salud humana, en ningún emplazamiento urbano, sólo en un emplazamiento de la Red de la Central Térmica de Venta de Baños se supera este valor objetivo, si bien esta condicionado a las superaciones obtenidas en años anteriores, ya que este valor objetivo es media de los tres años anteriores.

Por último destacar que la evaluación realizada en las zonas de protección a la vegetación y ecosistemas, muestra que en esas zonas se cumplen los valores límite de protección, no habiéndose registrado en alguna de ellas superación.
 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de