La prohibición se enmarca en el Plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-20, que contempla 108 proyectos y pretende ahorrar un 9% del consumo energético, un 16% las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático, un 25% las emisiones de NOX y un 41% de las de PM10.

De cara a reducir la contaminación más dañina para la salud el consistorio prevé poner en funcionamiento unos radares ambientales que sensibilizarán a los conductores acerca de las emisiones de NOX y PM10 de sus vehículos. Para lograr este objetivo se sacarán fotografías de los vehículos para que los conductores reciban dicha información en sus casas.

Plan de Energía, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-20 ha unido en un mismo documento la lucha contra el cambio climático, el ahorro energético y la mejora de la calidad del aire.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de