Por Alicia Ruiz de la Sierra

redaccion@ambientum.com

Una conducción eficiente permite que un turismo que recorra al año unos 15.000 kilómetros se ahorre entre 255 y 400 euros entre combustible, mantenimiento y menor siniestralidad, y además, reduce la emisión de 376 Kg aproximados de CO2, según datos de la CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas).

La CNAE en colaboración con el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético) ha formado en conducción eficiente a 1.100 profesores de formación vial de turismos, a 500 de vehículos industriales y a unos 3.000 conductores habituales. Como señala Bernardo Hernández, coordinador de los cursos de conducción eficiente de CNAE “por término medio los alumnos han ahorrado en el consumo de su vehículo un 15%”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de