El estudio, presentado en Esade en el seminario "La energía y el medio ambiente como oportunidad empresarial" organizado por la Fundación Gas Natural Fenosa con la colaboración de la Generalitat, ha contabilizado a las empresas que se dedican a la prevención, mitigación y corrección de los efectos negativos de la actividad humana en el entorno, y les otorga un peso del 3,6% del PIB nacional.

Utiliza datos hasta 2010 y ha tenido en cuenta a los sectores de la energía, el ciclo del agua, la gestión de residuos, la consultoría e ingeniería, y la sensibilización e investigación, que suman una facturación en actividades de medio ambiente de 40.355 millones, el 90% en España, por lo que el documento insta a impulsar la internacionalización, así como a la colaboración entre empresas para ganar tamaño -el perfil medio es el de una SL con 68 empleados y 5 millones de euros en ventas- y la I+D adecuada a las necesidades del mercado.

Respecto a la distribución territorial de las empresas relacionadas con el medio ambiente, el 20% se sitúan en Cataluña, el 13 en Madrid, otro 13 en Andalucía y un 12 en Valencia, como regiones con mayor peso.

Propuestas de impulso

Para impulsar el sector, el estudio propone crear un sistema de financiación español para proyectos I+D ambientales asociados al cambio climático, con fondos de las subastas de derechos de emisión de carbono, y que el Instituto de Comercio Exterior (Icex) del Gobierno cree una unidad especializada en tecnologías ambientales para promocionar en oficinas en el extranjero a las empresas españolas del sector ambiental.

También aboga por crear el sello Green Tech – Made in Spain (siguiendo el modelo del gobierno federal alemán), y por realizar proyectos domésticos asociados a tecnologías ambientales que aporten valor para la sociedad, como fondos carbono y subastas asociadas al cambio climático.

En declaraciones a la prensa, el exalcalde de Barcelona y patrón de la Fundación Forum Ambiental, Jordi Hereu, ha reconocido que desde los datos del estudio de 2010, los efectos de la crisis también han incidido en el negocio del medio ambiente, pero "la importancia estratégica del sector se mantiene".

La facturación de 40.355 millones de 2010 ya fue un 1% inferior que la de 2009, pero el sector duplicó su tamaño entre 2005 y 2010, y pese a la crisis "no se va a volver a los datos de 2005", ha señalado, y también ha recalcado que el medio ambiente permite crear empleo cualificado.

Ha instado a la colaboración público-privada para definir la estrategia a seguir los próximos años, así como a la unión del sector privado, muy atomizado, para ganar fuerza en los negocios y en la interlocución con el sector público.

Preguntado por la paralización normativa sobre las primas a las energías renovables en España, ha argumentado: "No se puede pasar de todo a nada; es un tema que se tiene que hablar", más aún cuando está en riesgo perder las posiciones de liderazgo internacional conseguidas hasta ahora.

Oportunidad de negocio

En la inauguración de las jornadas, el director general de la Fundación Gas Natural Fenosa, Pere-A.Fàbregas, ha destacado la oportunidad de negocio que ofrece la eficiencia energética en todos los ámbitos -desde los hogares al transporte, y tanto a nivel nacional como internacional-, que además proporciona una mejora de la competitividad y a la vez la mejora del medio ambiente.

Ha repasado datos de la Agencia Internacional de la Energía, que calcula que entre 2012 y 2035 se requieren inversiones anuales en el sector eléctrico mundial equivalentes al 75% del PIB español.

En el ámbito español de la eficiencia energética, según datos recopilados por Gas Natural Fenosa de varias fuentes, las inversiones previstas en España entre 2012 y 2020 alcanzan los 45.000 millones de euros (el 90% de origen privado) y en Cataluña 8.500 millones (80% privado).

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Lluís Recoder, también ha incidido en que la eficiencia energética "es un yacimiento de empleos y oportunidades de negocio" que cuenta con empresas potentes en Cataluña y que con la crisis se debe potenciar todavía más.

También ha abogado por implicar a los ámbitos regional y local en la toma de decisiones sobre energía y medio ambiente internacionales, tradicionalmente negociadas entre Estados, ya que la clave es "el trabajo local para conseguir resultados globales".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de