Muralla de Lugo

Tras varias reuniones con diferentes responsables de la Xunta de Galicia, las obras de restauración de la muralla de Lugo no interferirán en la época de reproducción de la importante colonia de vencejos, una especie protegida, que acoge cada año este monumento Patrimonio de la Humanidad. 

Ante la posibilidad de nuevos trabajos de rehabilitación o restauración en monumentos que albergan fauna protegida, SEO/BirdLife solicita a las administraciones competentes un plan de acción que compatibilice la conservación del patrimonio cultural y del patrimonio natural. Este es el caso del Puente Romano de Ourense sobre el río Miño, conocido como Ponte Vella o Puente Mayor, donde próximamente se realizarán labores de restauración y que alberga importantes poblaciones de vencejo común y de vencejo pálido.

Debido al posible impacto que podían tener los trabajos de mantenimiento y rehabilitación de la muralla sobre la fauna, varios colectivos -entre ellos, SEO/BirdLife- hicieron saltar las alarmas hace dos meses, justo cuando se iniciaba el crítico periodo de cría de la importante colonia de vencejos comunes que acoge. El principal motivo de inquietud radicaba en la posibilidad de que durante los trabajos se tapasen los huecos y grietas que las aves usan para anidar. Se trata de una especie protegida y, por tanto, causar molestias o destruir sus nidos durante su época de reproducción –que transcurre entre los meses de abril y agosto– puede llegar a ser constitutivo de delito.

En la muralla de Lugo, la colonia de vencejo común podría acoger más de 2.000 ejemplares y al menos 500 nidos, según las últimas estimaciones, aunque la ONG ecologista considera necesario realizar un censo más exhaustivo.

Tras varios contactos y encuentros de técnicos de SEO/BirdLife con responsables de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructura y la Consellería Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, la Xunta de Galicia decidió –siguiendo las recomendaciones de la organización ambiental– posponer las obras para no coincidir con el periodo de cría. Solo se mantendrán las tareas de adecuación en diferentes partes del Cubo VI de la muralla por motivos de seguridad y se incluirán medidas compensatorias, como la instalación de nidales.

Paralelamente, la administración pondrá en marcha un estudio sobre la fauna y la flora de la muralla, y acordará con la empresa concesionaria tanto de la rehabilitación como de mantenimiento la incorporación de un especialista al equipo técnico de la obra para garantizar que la restauración de la muralla se desarrolle sin causar impacto ni en la colonia de vencejos ni a la población de murciélagos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de