Promover el desarrollo sostenible del Mediterráneo

Los principales objetivos de acciones anunciadas por la CE, que abarcan centros económicos como Barcelona, Marsella, Nápoles, Túnez, Baleares, Sicilia o Córcega, pasarán por conseguir un espacio marítimo “más seguro y protegido”, una economía azul “inteligente y resistente” y una “mejor gobernanza en el mar”, señaló la Comisión Europea en un comunicado.

Cooperación entre guardias costeras

Para lograr seguridad y protección en el mar, las prioridades de la CE son la “cooperación entre las guardias costeras nacionales”, las respuestas a los “accidentes y vertidos de petróleo”, la modernización de las infraestructuras de “control de tráfico”, el intercambio de datos y el “desarrollo de capacidades”.

Según Bruselas, la iniciativa permitirá que la Unión Europea (UE) y sus países vecinos puedan “trabajar juntos” para mejorar la seguridad y la protección en el mar, promover el crecimiento y los puestos de trabajo sostenibles del sector marítimo y “preservar” los ecosistemas y la biodiversidad.

Nuevos instrumentos

Entre las medidas encaminadas a una economía azul “inteligente y resistente” se incluyen los nuevos instrumentos de obtención de datos y la biotecnología y el turismo costero, explica el comunicado. El comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, afirmó que los “millones de veraneantes y personas que viven a lo largo y ancho de la región comprenden la delicada relación entre la conservación de los hábitats naturales, las tradiciones y la viabilidad económica”.

Potencial económico

Por su parte, el comisario de Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, destacó que esta nueva iniciativa regional “reconoce el potencial económico” del Mediterráneo para “impulsar el crecimiento económico” y contribuir a la “creación de empleos” y estabilización de la región.

Esta iniciativa es “fruto de años de diálogo” entre los diez países de la región del Mediterráneo occidental, cinco Estados miembros de la UE (Francia, Italia, Portugal, España y Malta) y cinco socios del sur (Argelia, Libia, Mauritania, Marruecos y Túnez).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de