Los gobiernos locales juegan un papel decisivo a la hora de combatir los efectos del cambio climático, más aún si consideramos que el 80 % del consumo energético y las emisiones de CO2 está asociado con la actividad urbana.

Desde 2009, aproximadamente 6.500 autoridades locales se han comprometido a alcanzar el objetivo de reducción del 20% de CO2 para 2020. 

En el caso de España, más de 1.300 municipios han firmado sus compromisos, siendo el segundo país que más ciudades ha adherido. 

¿Qué es el Pacto de los Alcaldes?

El Pacto de los Alcaldes es una iniciativa voluntaria de la Comisión Europea, orientada a las autoridades locales en la lucha contra el Cambio Climático, para que de forma voluntaria se unan a ella con el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 20% para 2020.

Actualmente se plantean tres nuevos pilares del para el Pacto de los Alcaldes: 

  • Nuevos objetivos para el año 2030: reducción de un 40 % las emisiones e incremento del 27 % de energías renovables y de reducción del consumo energético
  • Enfoque conjunto para abordar la mitigación y adaptación al cambio climático
  • Extensión de la iniciativa a un ámbito más global.

Esta iniciativa aporta una serie de beneficios que hacen que merezca la pena su adhesión. Entre estas mejoras destacan:

  • Contribución local a la mitigación del Cambio Climático
  • Cumplimiento de la legislación medioambiental y energética presente y futura
  • Mejorar la imagen del municipio
  • Desarrollo local
  • Crear empleo cualificado y estable
  • Aumentar la calidad de vida de sus ciudadanos  y visitantes
  • Reducción de consumos energéticos
  • Reducción de costes económicos
  • Competitividad económica
  • Independencia energética
  • Incremento de la eficiencia energética
  • Contribución a un mix energético sostenible
  • Preservar el Medio Ambiente
  • Reducción de Emisiones de Gases Efecto Invernadero